“10 horas llevo esperando mi ingreso, es antihumano”, denuncia embarazada cubana
Geidy Alvedy pasó más de 10 horas sin ser atendida en instituciones médicas de Sancti Spirítus. “Es antihumano que una embarazada a término, con riesgo de trombosis por las varices, tenga que ser expuesta a tanto sacrificio”, criticó
“10 horas llevo esperando mi ingreso, es antihumano”, denuncia embarazada cubana. Foto/Facebook Geidy Alvelay
 

Reproduce este artículo

La leyenda de que Cuba es una potencia médica cada vez es más cuestionable. Geidy Alvelay, denunció en su perfil en Facebook, que pasó más de 10 horas intentando ser atendida.

Junto a una imagen suya recostada en los asientos de una institución médica, refirió:

“Aquí estoy en el Hospital de SS (Sancti Spirítus) esperando hace dos horas ser atendida para ingresar a ponerme la heparina para la circulación y parir con menor riesgo; después de esperar entre el loby de Trinidad 6 horas, y aquí llevo 4, ósea 10 horas esperando mi ingreso”.

“Es antihumano, una embarazada a término con riesgo de trombosis por las varices, que tenga que ser expuesta a tanto sacrificio”, comentó, mientras lanzaban las siguientes interrogantes:

“¿Quién tiene la culpa? ¿A quién me quejo? ¿Dónde están los médicos? ¿Por qué funciona así, si Cuba es una “potencia de la medicina” y “ejemplo ante la humanidad”, por qué aquí internamente todo funciona tan mal?”, cuestionó.

 

Esta cubana debate sobre un tema que desdibuja el relato del régimen cubano que la Salud es uno de los pilares de la revolución y el pueblo cubanos. Cada vez son más las denuncias sobre negligencias médicas, falta de higiene, condiciones, escasez de medicinas y pésima alimentación a los pacientes en los centros hospitalarios de casi toda la isla; exceptuando las instituciones militares y dispuestas para el turismo, a la que no tienen acceso la mayoría de las personas.

A finales de junio, la usuaria identificada en Facebook como Gutiérrez Oly compartió en su perfil personal una imagen que refleja el almuerzo que reciben las embarazadas ingresadas en el Hospital Materno de Cienfuegos.

“Socialismo, almuerzo para embarazadas”, ironizó la abogada radicada en Estados Unidos, para denunciar el precario sistema de salud de Cuba.

La foto de una bandeja de aluminio con un huevo hervido, sopa de fideos y arroz, fue compartida a modo de denuncia por el desabastecimiento y baja calidad de los alimentos que ofrecen a los pacientes, en la institución hospitalaria de la central provincia cubana.

En tanto, en el oriente del país el periodista independiente, Emilio Almaguer, desde Baracoa, Guantánamo, denunció las pésimas condiciones del hospital donde alojan casos sospechosos de COVID-19.

Almaguer compartió imágenes sobre la alimentación que están dando a las personas ingresadas allí, así como la higiene del lugar, prácticamente inexistente.

"Baño de una sala del hospital en Baracoa donde, estamos ingresados con afecciones pulmonares o sospechas del covib 19, cuando llega la noche nos atienden las cucarachas", reza una de las denuncias en Twitter acompañada de un video.