Enrique Molina: me voy a cag... en la COVID-19 esta

Haciendo uso de su conocido sentido del humor y el choteo cubano, el popular actor muestra buena actitud y energía ante su padecimiento de la enfermedad viral
Enrique Molina
 

Reproduce este artículo

El popular actor cubano Enrique Molina libra su batalla personal contra la COVID-19, enfermedad que hasta el momento, según datos oficiales puestos en entredicho dentro y fuera de Cuba, se ha cobrado la vida de 4544 residentes en la isla.

En un audio compartido por su hijo Pavel Molina Ruiz en redes sociales, al intérprete de Silvestre Cañizo en la telenovela Tierra brava y otros grandes e inolvidables personajes de la ficción cubana se le escucha confirmar que está enfermo, pero con buena actitud y evolución ante la enfermedad viral.

“Nada caballero, estoy bien. Estoy levantando poco a poco. Me cogió la mier… esta, qué voy a hacer, pero de ésta salgo bien, sin lío”, dijo Molina.

“Verán que arranco bien de todo este lío. Yo me voy a cag… en la COVID-19 esta, me voy a cag… en ella”, añadió, haciendo uso de su conocido sentido del humor y el choteo cubano.

El pasado viernes había trascendido en redes que el multipremiado actor se había contagiado de coronavirus y que estaba siendo asistido con oxígeno medicinal por la severidad de los síntomas.

Pavel Molina, músico de profesión, pidió una oración a todas sus amistades por su padre, un “gran hombre, de sonrisa y alma única”. “Fuerzas campeón. Dale, que tú puedes con todo. Búrlate del maldito COVID y acaba con él. Aquí estamos tus hijos y medio mundo que te adora, pidiendo por ti. No estás solo. Sabemos que saldrás de esta. Te amo papi. Te amamos todos”, escribió en Facebook el hijo del afamado artista cubano.

“Tengo mi teléfono desbordado de amor hacia mi padre y mi familia, por los 4 costados. No tengo como agradecer. Lo mínimo que puedo decirle a todos los que están en primera fila en esta batalla, es Gracias. Mi padre hoy amaneció un poco más tranquilo, pero aún en terapia con su oxígeno puesto. Gracias a todos nuevamente”, agregó Pavel Molina en un mensaje posterior en la referida red social.

En 2020, mientras quedaba varado en Italia por el cierre internacional de fronteras derivado de la pandemia, Molina, de 77 años, envió un mensaje al pueblo cubano donde convidaba a quedarse en casa ante el alza de contagios de coronavirus.

“Es una enfermedad muy contagiosa y mortal; ¡Por favor, quédense en casa!”, dijo el actor al público de su país. “No anden por la calle innecesariamente, cuídense ustedes, porque así cuidan a su familia, amigos y vecinos. ¡A todos, por favor, no salgan de la casa!”, recalcaba.

En julio de ese año, ya de regreso en Cuba, Molina perdió a su esposa, Elsa Ruiz. La pareja compartió vida por más de 45 años y tuvo dos hijos. Ahora es el reconocido actor quien está en franco peligro tras adquirir la enfermedad y Cuba estar en pleno colapso sanitario, con escasez de oxígeno y otros medicamentos e insumos médicos necesarios para paliar la pandemia.