Ana de Armas se defiende tras críticas a su trabajo en “Blonde”

El próximo 28 de septiembre Netflix estrenará “Blonde”, protagonizada por la actriz cubana.
Ana
 

Reproduce este artículo

La actriz cubana Ana de Armas se defendió de las críticas por su trabajo en el filme “Blonde”, sobre la vida del ícono del cine norteamericano Marilyn Monroe, que se estrenará el próximo 28 de septiembre en la plataforma Netflix.

Aunque el filme no ha salido a la luz, la actriz cubana ya ha recibido varias críticas por su acento latino, pues algunos usuarios de las redes creen que le resta veracidad a la historia de la rubia más famosa del cine mundial.

Pero Ana de Armas salió en defensa propia durante una entrevista concedida a la revista francesa de moda L’Officiel, en la cual explicó cómo fue el proceso para llevar a cabo su trabajo de interpretación de Monroe.

“Estaba interesada en sus sentimientos, su viaje, sus inseguridades y su voz, en el sentido de que ella realmente no tenía una”, precisó.

“Nueve meses de entrenamiento dialectal, práctica y algunas sesiones para lograr el acento correcto. Fue una gran tortura, muy agotador. Mi cerebro estaba frito”, confesó.

De Armas también se mostró molesta con que el filme fuera catalogado en Estados Unidos como una película “no recomendada para menores de 18 años debido a la inclusión de escenas de contenido sexual”.

“No entendí por qué sucedió eso. Puedo decirte muchas series o películas que son mucho más explícitas, con mucho más contenido sexual que ‘Blonde’”, declaró la artista nacida en La Habana.

“Para contar esta historia es importante mostrar todos esos momentos en la vida de Marilyn que la hicieron terminar como lo hizo. Era necesario explicarlo. Todos en el elenco sabían que teníamos que ir a lugares incómodos”, concluyó.

Recientemente, el reconocido actor de Hollywood Brad Pitt también defendió a la cubana de las críticas: “Ella está fenomenal en el papel”, declaró a 'Entertainment Tonight', un programa estelar de la cadena CBS.

Pitt, productor del filme junto a Plan B, agregó que se trataba de un rol muy “difícil de llenar. Fueron 10 años de elaboración. No fue hasta que encontramos a Ana que pudimos cruzar la línea de meta”.