Ministro de Salud reconoce escasez de oxígeno en Cuba

Según Jorge Ángel Portal, se debe a una rotura en la planta principal del país. Entre las medidas adoptadas para enfrentar esta situación están la importación del gas y de equipos para producirlo. Además, se reciben donaciones.
 

Reproduce este artículo

Cuba “ha presentado limitaciones con la cobertura de oxígeno para la atención a los pacientes de Covid-19”, reconoció este 15 de agosto el ministro de Salud Pública, Jorge Ángel Portal.

Según el funcionario, la escasez se debe a una avería en la única planta productora de este insumo médico en el país, ubicada en La Habana.

Ante este déficit, se han puesto en función de la producción de oxígeno diversas industrias nacionales, organismos e instituciones, con capacidad de hacerlo. También países hermanos han donado pequeñas plantas que ayudan a palear el déficit”, agregó Portal.

También se está importando un nivel considerable de oxígeno desde otras naciones. Portal matizó la gravedad de la situación asegurando que otros países atraviesan una crisis similar sin ninguna capacidad de producción.

Actualmente, el Gobierno habilitó un Centro de Dirección encargada de velar de manera centralizada por la producción, recepción y distribución del gas de acuerdo a las necesidades.

El pasado 12 de agosto el presidente Miguel Díaz-Canel reconoció la escasez de oxígeno en una reunión de alto nivel, así como la de medicamentos.

Además, agregó que “la situación actual de la epidemia ha sobrepasado las capacidades del sistema de salud”.

Con 1190 casos por cada 100 000 habitantes en los últimos 15 días, Cuba es hoy el país con mayor incidencia del coronavirus en las Américas y uno de los cinco primeros del mundo, asegura EFE.

En los últimos días los reportes del Ministerio de Salud Pública registran hasta 9000 casos diarios y más de 90 muertes, mientras en las redes sociales circulan imágenes de hospitales sobresaturados en las regiones más afectadas.

Las imágenes que circulan en las redes y los reportes de medios independientes hablan de hospitales abarrotados y enfermos que son devueltos a sus casas, donde sobrellevan la enfermedad, debido a la escasez de camas.

Entre ellas, las del hospital de Cárdenas, sin espacio para albergar cientos de casos diarios, provocó conmoción entre los cubanos a inicios de julio.

Este domingo Cuba rebasó las 4000 muertes acumuladas por COVID-19 al registrar 98 fallecimientos en las últimas 24 horas como consecuencia de la enfermedad, cuya propagación no cede en la isla pese a las medidas del régimen y la vacunación con fórmulas de producción nacional.