Cuando a un Entrenador se le nubla la mente

Es un fenómeno que pasa muy a menudo. No es raro que los entrenadores -sean del deporte que sean- prefieran jugadores por encima de otros que aparentemente poseen un nivel superior o están en mejor forma deportiva. Repito, pasa a todos los niveles y en cualquier disciplina.

Pero el caso que más repercusión y cobertura mediática está teniendo en los últimos tiempos es el del estelar arquero alemán del FC Barcelona Marc André Ter Stegen, y quiero aprovechar la columna de hoy para dejarles un par de impresiones que tengo al respecto.

El Seleccionador Nacional de Alemania, Joachim Low, tiene clarísima preferencia por Manuel Neuer (muy bueno también) en la portaría teutona, puede ser cuestión de gusto, pero a mi me parece más bien capricho adolescente, dejemos claro eso desde el inicio.

Que Alemania tenga 2 porteros (o incluso más) de primerísimo nivel no es extraño, yo diría que es bastante común, siempre han tenido excelentes guardametas a lo largo de toda la historia, pero el punto crítico está en que la elección de Low por Neuer no parece justificada en ningún sentido.

 

1ro. La calidad superior

Ter Stegen está considerado por la gran mayoría de los especialistas como uno de los dos mejores porteros hace ya varios años. Él y Oblak se disputan la cima en la preferencia de los estudiosos pero está claro que ambos están un escalón superior a los demás.

En lo personal, mi elección va hacia el azulgrana, creo firmemente que es el mejor arquero de la actualidad debido a sus condiciones físicas, técnicas y mentales. Hoy por hoy, su calidad contrastada está lejos de la del arquero del Bayern que -aunque tuvo su época dorada- en estos momentos casi nadie le da en el Top 5 mundial.

2do. El extremismo

Va tan lejos la ceguera de Low con Neuer que aún cuando en la temporada 2017-2018, el cancerbero muniqués estuvo lesionado y ausente durante la mayor parte del año, el Seleccionador alemán siempre dijo que le "guardaría" el puesto a su consentido para la Copa Mundial de Rusia.

Esa situación le puso la tapa al pomo del capricho de Joachim siendo objeto de la dura crítica internacional cuando demostró que era real lo que antes prometía. Manuel Neuer fue el portero de la peor Alemania de la historia de los Mundiales.

 

 

3ro. Cambio generacional debido al fracaso

Luego de la mencionada y lamentable actuación en Rusia, el técnico bávaro se vió obligado al cambio generacional y a la renovación de una buena parte de la Selección germana. Muchos jóvenes llegaron, la mayoría de los clásicos abandonaron el barco y cuando se pensó en que Ter Stegen tendría -al fin- su oportunidad, Julio Iglesias entonó su famosa canción: ...la vida sigue igual.

4to. Cero oportunidades

Pues bien, aceptando que Neuer seguiría contando para Low como portero principal de Alemania, se esperaba, por lo menos, una rotación planificada y concienzuda para darle oportunidad al portero del Barça en este nuevo ciclo de la Selección, pero una vez más, nada pasó.

 

Joachim Low solo pone a Marc Andre Ter Stegen en partidos amistosos intrascendentes y en los partidos oficiales, aunque sean seguidos en la misma fecha internacional, lo deja relegado al banquillo sin pisar el campo ni un solo minuto.

El ejemplo más claro fue en esta ocasión, donde jugaron el viernes frente a Holanda en las eliminatorias a la Euro 2020, perdieron por cierto, y luego el lunes frente a Irlanda del Norte, también en eliminatorias europeas, colocó a Neuer, dejando en cero los minutos de Ter Stegen en este parón internacional.

Cuando el planeta piensa una cosa y tú lo contrario, no es dificil discernir quién tiene la razón y quién no, lo peor es que no se ve -en el horizonte- esperanzas para el obstinado Ter Stegen que sabe que va de vacaciones a su Selección. Lamentable.