“Se fueron por voluntad propia”: René Arocha respalda a peloteros fugados

El oficialismo habla “como si a los peloteros que decidieron quedarse los hubieran raptados o secuestrados a punta de pistola, se fueron por voluntad propia”, dijo René Arocha
 

Reproduce este artículo

El ex jugador cubano de la Major League Baseball (MLB) René Arocha, uno de los primeros en abandonar el equipo nacional de Cuba y dar el salto a la gran carpa, criticó este lunes al oficialismo y apoyó a los 12 peloteros que se fugaron del Mundial Sub-23 en México.

Arocha expresó en Facebook que el relato sobre lo sucedido que defienden los directivos del deporte y la prensa estatal en Cuba, “luce como si a los peloteros que decidieron quedarse los hubieran raptados o secuestrados a punta de pistola, ellos se fueron por voluntad propia”.

“No existe tal campaña para tratar que Cuba caiga en el ranking mundial ni un caraj… como dice [el funcionario Luis Daniel] del Risco, ellos se inventan una novela que sólo ellos se creen”, añadió Arocha, quien también lanzó un dardo al vocero oficialista Pavel Otero: “te veo bien eufórico”.

René Arocha compartió en la red social un fragmento del comentario dicho por Otero en la televisión gubernamental este lunes, sobre el recibimiento del mermado equipo. Según el reportero oficialista, los que regresaron del campeonato mundial en México “participaron con voluntad inquebrantable”.

Luis Daniel del Risco, directivo de la Federación Cubana de Béisbol (FCB), dijo sollozando: “querían destruirnos, querían que el beisbol [cubano] pasara del 12 lugar que tiene en el ranking… querían acabar con el beisbol cubano y estos muchachos demostraron que sí se puede, demostraron que podemos seguir luchando, independientemente de la situación hostil que tuvimos, de las deserciones…”

“Yo creo que el beisbol cubano no está muerto, sigue adelante”, concluyó el funcionario de la FCB, visiblemente afectado, en declaraciones a la televisión.

Por su parte el vicepresidente primero del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder), Raúl Fornés Valenciano, expresó que “a pesar de las dificultades enfrentadas, de las muchas presiones y del juego sucio de que fueron centro, supieron levantar la bandera y luchar con garra”.

Según Otero, la delegación deportiva emitió una declaración en la que afirmaron que “regresamos a la patria con la satisfacción de haberles sido fieles (…) mantuvimos la bandera en alto cuando todos pronosticaron una debacle total”.

La misiva termina expresando que “constituyó un honor representar a un pueblo que batalla decidido a no rendirse y solo nos molesta no haberle regalado un resultado superior”.

Lo cierto es que la debacle ocurrió, con la mitad de la plantilla de peloteros, escapando para tratar de llegar a los Estados Unidos, a pesar de que tenían sus documentos retenidos por los directivos cubanos y eran vigilados por policía local.

El equipo Cuba Sub-23 terminó en cuarto lugar del torneo y con 12 atletas menos, quienes se fugaron a lo largo de la competición y en su mayoría son talentosos prospectos para jugar en MLB. Ellos fueron: Loidel Chapellí Jr., Yandy Yanes, Bryan Chi, Geisel Cepeda, Miguel Antonio González, Yeiniel Zayas, Reinaldo Lazaga, Dismany Palacios, Dariel Fernández, Loidel Rodríguez Peralta, Ubert Mejías y Luis Danny Morales.

Las 12 fugas de México representan, por el momento, el mayor éxodo de peloteros registrado por el país en un evento. Esto no solo debilita el futuro de la pelota en Cuba y su participación en eventos internacionales, sino que baja mucho más el ya depauperado nivel de la Serie Nacional de Béisbol en Cuba.