Fuga de 7 peloteros en una semana es récord nacional del béisbol cubano

El récord anterior data de 1996, cuando precisamente en México cinco jugadores del equipo Cuba “desertaron” en la Copa de Clubes Campeones
 

Reproduce este artículo

En apenas una semana escaparon siete jugadores del equipo Cuba de béisbol que compite en el Mundial Sub-23 de México, un récord del deporte nacional que el mánager Eriel Sánchez difícilmente quiera recordar.

El periodista especializado en deportes Francys Romero, quien informó en primicia sobre varias de las fugas, dijo en Twitter que antes de este torneo la mayor cantidad de abandonos en un evento de béisbol (desde que inició este fenómeno en 1991 con René Arocha), había ocurrido en 1996, precisamente en México, cuando cinco jugadores “desertaron” en la Copa de Clubes Campeones: Jesús Ametller, Roberto Colina, William Ortega, Michel y Vladimir Hernández.

En otro tuit el autor de El sueño la realidad. Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018), reveló que “los 7 abandonos en el reciente #U23WorldCup en un lapso de 7 días (21-28 septiembre) representan el mismo registro de abandonos (en eventos fuera de Cuba) en toda la década de 2001-2010”.

Estos jugadores fueron José Contreras (2002); Kenny Rodríguez (2006); Noel Argüelles, José Iglesias y Raydel Sánchez (2008); Aroldis Chapman (2009) y Osdanis Montero (2010).

Este martes el lanzador zurdo Yeiniel Zayas, oriundo de la Isla de la Juventud, se convirtió en el séptimo pelotero fugado dentro de la escuadra cubana que compite en el Mundial Sub-23, con sede en la ciudad mexicana de Obregón. La nómina del equipo nacional se redujo a 17 jugadores.

“Fuentes le confirman a Pelota cubana, Jorge Ebro y Francys Romero que el lanzador Yeiniel Zayas se convierte en el séptimo pelotero que abandona el equipo Cuba en México”, anunció el especialista Yordano Carmona en su perfil de Twitter.

Por su parte Romero detalló que “el LHP Yeiniel Zayas (23) abandonó el hotel alrededor de las 7.45 am hora de México”.

Romero también alertó que los peloteros se estaban fugando sin pasaportes, porque en esa condición los mantenía presionados la dirección del béisbol en la isla, para presionarlos y evitar más “deserciones” del equipo.

“Los jugadores se están marchando sin documentación, único recurso que puede utilizar la delegación para al menos disminuir el éxodo. Existen dos posibles escenarios: 1-Esperar en México y hacer proceso de agencia libre o 2-Pedir asilo en la frontera para entrar a los EEUU”, explicó Romero.

“Los términos de espera por una nueva documentación podrían ser más largos que los vistos en los últimos años. Estamos hablando de un período cercano o superior a los 12 meses”, añadió.

Hasta el momento, han abandonado el equipo los jardineros Reinaldo Lazaga y Dismany Palacios, el pitcher zurdo Dariel Fernández, el lanzador derecho Ubert Mejías, el receptor Loidel Rodríguez Peralta y el pitcher abridor Luis Dannys Morales.

El mánager espirituano Eriel Sánchez, quien dijo antes de ir a México que “el patriotismo” fue tomado en cuenta para conformar el equipo, tras las primeras fugas negó en entrevista con la prensa estatal cubana que su seleccionado esté pasando por un aprieto.

“No hay ningún problema. Hay un equipo aquí, un grupo de dirección y una delegación completa que vamos a estar en disposición de los resultados y a cumplir con nuestro deber que es jugar béisbol y llevar la victoria hacia el pueblo”, dijo Sánchez.

A pesar de las bajas, el equipo consiguió el boleto a la Súper Ronda del Campeonato Mundial al vencer 6-2 a República Dominicana este 28 de septiembre. Cuba compete este miércoles contra su contraparte de Venezuela.