Cubano Rolando Uríos regresa al balonmano con 51 años

El debut de Uríos, una leyenda del balonmano, será este domingo en el derbi contra el BM Caserío en la primera jornada de la División de Honor Plata
deportista Rolando Uríos. Foto: BM ALARCOS
 

Reproduce este artículo

El deportista cubano Rolando Uríos, uno de los mejores pivotes de la historia del balonmano, regresa a la cancha a sus 51 años de edad para defender la camiseta del club Vestas Alarcos de Ciudad Real, en España.

Su regreso tendrá lugar este domingo 18 de septiembre a las 12:00 del mediodía, hora local, en el partido contra el equipo BM Caserío, en el pabellón Puerta Santa María, durante la primera jornada de la División de Honor Plata.

El fichaje del veterano atleta fue anunciado por el BM Alarcos este miércoles y al día siguiente fue presentado en una rueda de prensa.

El cubano nacionalizado español, quien fuera el máximo goleador del Mundial 1999, dejó el balonmano por una lesión de rodilla que le impidió competir con España en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Luego continuó en activo una temporada más en el desaparecido BM Ciudad Real y ganó cuatro Ligas Asobal y tres Ligas de Campeones, entre otros títulos. El pivote cubano ganó con la selección de España -en la que jugó 53 partidos- el campeonato del mundo de 2005 y al siguiente año se proclamó subcampeón de Europa.

Tras su regreso al deporte activo, Uríos reconoció que no está “al 100% pero sí para echar una mano". Asumió volver a competir “como un reto” y aseguró que quiere disfrutar de esta “segunda juventud”.

“Esto será temporal, para uno o dos meses y jugando cada partido de 10 a 15 minutos, mientras recuperan efectivos, porque para más yo creo que no estoy”, dijo Uríos.

Además, contó cómo se empezó a gestar su regreso a las competiciones. "Ha sido el segundo entrenador del Alarcos, Julio Fis, con el que guardo una estrecha amistad, el que me propuso que fuera a entrenar, con el fin de ayudarles y de dar moral a los chicos, porque tenían muchas lesiones, y más específicamente en el pivote", relató.

"Una vez, que iba a entrenar algunos días, y como yo en Alemania me he cuidado mucho, yendo al gimnasio, con cada sesión me iba encontrando mejor, por lo que Julio Fis me propuso jugar, a lo que le respondí que ya tenía 51 años, camino de 52, ya que nací el 27 de enero de 1971", detalló.

El jugador aseguró que su regreso al balonmano es una manera de devolverle a Ciudad Real “lo mucho que me ha dado desde que llegue aquí hace ahora 21 años, así como la ilusión que he notado en la gente con mi vuelta, de los amigos de siempre, de los aficionados...”.

“Por eso he decidido volver, tras hablar conmigo tanto Fis como el presidente Juan Pablo Marciel", agregó .

Recomendaciones

 

Relacionados