Miami volverá a manifestarse en apoyo al Movimiento San Isidro
Con el arresto violento de los manifestantes esta noche, quienes se reúnan mañana en el Margaret Pace Park de Miami tendrán razones suficientes para exigir a voz en cuello el fin de la represión y libertades para todos los cubanos
Imágenes del arresto del MSI
 

Reproduce este artículo

La comunidad cubana en Miami convoca a una marcha en apoyo al Movimiento San Isidro para este 27 de noviembre que, debido a los últimos acontecimientos, tendrá más razones para aglutinar a quienes defienden libertades para Cuba.

Se trata del arresto de los manifestantes pacíficos, que ocurrió hoy 26 de noviembre en la noche luego de que el régimen deshabilitara por cerca de una hora las redes sociales Facebook y Twitter, con tal de encubrir el operativo policial.

No se sabe el paradero de los activistas, algunos de los cuales se encontraban muy débiles luego de casi una semana de huelga de hambre y algunos días en huelga de hambre y sed. Es presumible que fueran directo a un hospital para ser tratados, pero sólo son especulaciones.

La protesta está convocada para el Margaret Pace Park a las 5:00 p.m., hora de Florida, y se espera la asistencia de artistas y ciudadanos comunes. Otras protestas han ocurrido en Nueva York, Barcelona y Madrid, aunque convocaron a pocas personas.

Las protestas del Movimiento San Isidro iniciaron cuando el joven músico Denis Solís González fue condenado a ocho meses de prisión por ‘desacato’, tras ser detenido violentamente el 9 de noviembre de 2020, en las calles Habana y Paula, a unas cuadras de su casa, y le realizaron un juicio sumario dos días después.

Desde el 16 de noviembre en la sede del MSI, La Habana, 15 personas lograron ingresar y allí tenían planeado quedarse para leer poesía y realizar performances, bailes, a favor de la liberación de su compañero.

Desde su llegada, la calle se cerró en un operativo de decenas de policías y agentes de la Seguridad del Estado, que evitaban el ingreso de más disidentes al lugar. Dos días después, el 18 de noviembre, los sitiadores cortaron también el suministro de alimentos que una vecina, Daylys Bandera Rodríguez, intentaba llevar hasta la sede del MSI. Le robaron la comida y el dinero, denunció.

Ante el intento de rendirlos por hambre, nueve de los atrincherados anunciaban el inicio de la huelga; tres de ellos, de hambre y de sed. A la fecha quedan seis personas haciendo huelga.

La salud de dos de ellos, Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, se deteriora a ojos vistas, según reportes de médicos que los atendieron. El primero tuvo que deponer ayer la huelga de sed para salvar su vida y poder continuar la protesta.

Hasta el momento del arresto, los miembros del MSI sostenían que la presión internacional era indispensable para lograr la liberación del músico contestatario Denis Solís, principal reclamo de los manifestantes. Solicitaban sobre todo la presión de organizaciones como la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y la Unión Europea.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.