Miami pone fin al toque de queda y comienza a reabrir su actividad económica
La ciudad de Miami ha reabierto, de forma gradual, su actividad económica
Imagen de referencia de un parque de Miami. Foto: Internet
 

Reproduce este artículo

La ciudad de Miami, en Florida, comenzó la reapertura gradual de su actividad económica desde del 20 de mayo, con la habilitación de parques, oficinas, retailers y establecimientos de higiene personal, mientras que los restaurantes y otros comercios que involucran mayor cantidad de personas abrirán el 27 de mayo.

Así lo anuncio el ayuntamiento de la ciudad en su página de Internet, al informar sobre su plan Stand Up, Miami (Levántate Miami).

“Stand Up, Miami es el plan de reactivación por fases de la ciudad de Miami para reabrir nuestra comunidad de forma mesurada y responsable, ya que los nuevos casos locales de COVID-19 siguen disminuyendo”, dijo el ayuntamiento.

Agregó que el plan permite a los residentes volver a trabajar, ir de compras y jugar con seguridad, pero requiere que todos continúen haciendo su parte para frenar la propagación de COVID-19.

El 20 de mayo de 2020, como parte de la Fase 1A de la reapertura de la ciudad, algunos parques ya han reabierto de 7 a.m. a 7 p.m., los cuales se detallan en un listado, pero advierte que North Point Beach en Virginia Key permanece cerrado.

 

 

Para limitar el contacto de persona a persona dentro de los parques abiertos, se requiere que los visitantes usen mascarillas en todo momento y respeten el distanciamiento físico.

“Están estrictamente prohibidos los deportes organizados, los juegos de mesa y las sesiones de entrenamiento”, se advirtió. Tampoco se permitirán las fiestas de cumpleaños, las barbacoas, los picnics y las reuniones de cualquier otro tipo están estrictamente prohibidas.

En cuanto a los negocios minoristas o retailers, se exige el uso mascarillas en todo momento, y en las entradas y en las zonas comunes se dispondrá de dispensadores o desinfectantes para las manos.

Las colas de clientes en los cajeros estarán espaciadas con marcadores de piso (cada 6 pies), y se limitará al 50 por ciento de la ocupación del centro comercial/tienda, entre otras medidas.

Las mercancías, en particular la ropa, deben ser limpiadas antes de ser manipuladas por los clientes y devueltas a las estanterías. Las manijas de los carros y cestas deben ser desinfectadas entre usos.

 

 

Sobre la reapertura de oficinas, se establece que todos los visitantes e inquilinos deben desinfectarse las manos al entrar al edificio y usar cubiertas faciales mientras estén ahí.

Se colocarán letreros fuera y dentro de los ascensores y otras áreas comunes (por ejemplo, baños, salas de descanso) para resumir los mensajes clave: restricciones de capacidad, distanciamiento, uso de mascarillas, según el ayuntamiento.

Los consultorios médicos tendrán entradas separadas para las personas con problemas médicos.

Sobre la reapertura de negocios de aseo personal, incluidos los salones de peluquería y manicura, las barberías y los spas, todos los servicios serán sólo con cita previa, los empleados deben usar una mascarilla y guantes en todo momento, los empleados que presten servicios cara a cara (barba/bigote, cejas, faciales) también deben llevar un protector facial.

Los clientes deben esperar fuera de la tienda hasta que se les llame para su cita (pueden esperar en el coche o fuera de la tienda manteniendo un distanciamiento social adecuado de otros clientes en espera), entre otras disposiciones.