Miami: Comienzan pruebas de la fase tres de una vacuna contra la COVID-19
Los ensayos en Miami, epicentro de la pandemia en Florida, se realizarán a una muestra de un millar de voluntarios que reflejará la diversidad de la población del sur de Florida y los grupos de riesgo.
Vacuna

El vicepresidente Mike Pence dijo este lunes en Miami que el comienzo de los ensayos clínicos de la fase tres de la vacuna contra la COVID-19 de la empresa Moderna es "esperanzador" y confió en que antes de fin de año millones de estadounidenses podrán disponer de esta importante herramienta para derrotar la pandemia.

"América (EE.UU.) primero" y después el mundo, dijo Pence al hablar de cómo se distribuirá la vacuna una vez aprobada durante un acto en la Facultad Miller de Medicina de la Universidad de Miami (UM), uno de los 89 sitios donde se realizarán las pruebas.

"Es un día histórico", agregó Pence, quien afirmó que, aunque el proceso de desarrollo de esta vacuna ha ido a un ritmo sin precedentes, no se van a "tomar atajos ni recortar esquinas" en lo que se refiere a la seguridad. Se trata de crear una vacuna "segura y efectiva" contra la COVID-19, afirmó.

El vicepresidente dio las gracias a los científicos por esta muestra de la "innovación y creatividad" de EE. UU. y a los aproximadamente 30 000 voluntarios que participarán en los ensayos en todo el país por haber "dado un paso al frente" en aras de derrotar al nuevo coronavirus.

La mitad de los voluntarios recibirá un placebo y la otra mitad la vacuna desarrollada por Moderna y científicos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID).

Acompañado del gobernador de Florida, Ron DeSantis; el congresista republicano Mario Díaz-Balart, el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), Stephen Hanh, y la especialista de UM Susanne Doblecki-Lewis, que dirigirá los ensayos en Miami, Pence ofreció una rueda de prensa tras participar en un coloquio sobre la vacuna en la Facultad Miller.

Los ensayos en Miami, epicentro de la pandemia en Florida, se realizarán a una muestra de un millar de voluntarios que reflejará la diversidad de la población del sur de Florida y los grupos de riesgo, dijo Susanne Doblecki-Lewis.

Pence hizo hincapié en que si se ha podido llegar en 62 días a esta fase del desarrollo de la vacuna, lo que normalmente lleva meses o años, es por el liderazgo del presidente Donald Trump.

El Gobierno pidió a la FDA que eliminase las "barreras innecesarias" al desarrollo de la vacuna y así lo hemos hecho, dijo, por su parte Hahn.

El vicepresidente manifestó que la Administración exigió a las farmacéuticas ―también Pfizer está desarrollando una vacuna mediante a un acuerdo con el Gobierno― que a la vez que realizan los ensayos clínicos empiecen el proceso de producción para tener listas decenas de millones de dosis lo antes posible.

Eso puede ser a fines de 2020 o lo más tardar a comienzos de 2021, dijo Pence.