Historia de la adolescente rescatada en derrumbe de Surfside

La entrenadora de voleibol de Deven González contó como ha transcurrido la historia de la joven sobreviviente
Deven González rescatada en el derrumbe de Surfside
 

Reproduce este artículo

Deven González, de 16 años, fue una de las personas que sobrevivieron al derrumbe del edificio Champlain Towers, en Surfside, y su reacción inicial en medio del impacto era que tenía que competir en un torneo de voleibol.

Amy Morgan, la entrenadora del club de Deven, dijo que la joven se disculpó desde el hospital por haberse perdido la última práctica, incluso cuando fue sometida a múltiples cirugías por una fractura de fémur.

“Le dije: 'Centrémonos en ti ahora mismo y no en el voleibol'”, contó Morgan, quien describió a la joven como decidida, apasionada e implacable.

Deven vivía con sus padres en el noveno piso del Champlain Towers South. Ella y su madre, Ángela González, cayeron desde lo alto antes de ser rescatadas en el quinto piso.

La madre estaba entre los sobrevivientes que fueron rescatados de los escombros y aún continúa hospitalizada con heridas graves.

El padre de Deven, el abogado Edgar González, se encuentra entre los 121 desaparecidos del derrumbe. La hija mayor de Edgar, Taylor, no se encontraba en el edificio en el momento del colapso, por lo que se ha mantenido fuerte por su madre y hermana.

Según la entrenadora Morgan, Deven todavía no ha podido ver a su madre porque están en partes separadas del hospital, pero conversó con ella por video durante el cumpleaños de su madre.

Morgan cuenta que la joven se encontraba consciente cuando el edificio se vino abajo y también durante su rescate, por lo que recuerda hasta el más mínimo detalle y aún tiene problemas para dormir.

“Ella dice: 'Mi papá todavía está desaparecido. Mi papá todavía está desaparecido'”, indicó la entrenadora. “Ella realmente se ahoga con eso”.

“Va a ser un camino duro, duro y doloroso, pero creo que ella puede hacerlo”, dijo Morgan.

Por su parte, Ángela se someterá a una cirugía por motivo de sus lesiones graves. “Su madre era como la terapeuta del equipo, siempre escuchando y animando a las niñas”, expresó.

Según Morgan, la familia viajaría a Orlando cuando el edificio se derrumbó y Edgar estaba tan emocionado del viaje familiar, que estuvo empacando durante dos semanas.

En la página GoFundMe ya se han recaudado más de $100,000 para ayudar a la familia.

“Realmente estamos tratando de ayudar y brindar apoyo, pero nos sentimos absolutamente impotentes por no poder mejorarlo”, dijo Morgan. “Todos y cada uno de nosotros estaría allí excavando entre los escombros. Si pudiéramos estar allí, lo estaríamos haciendo”.