Se cierra un trágico ciclo en Miami tras identificar a la última víctima de derrumbe en Surfside

Con la identificación de la última víctima en el derrumbe del edificio Champlain Towers, en Surfside, se suma un total de 98 fallecidos en la tragedia
Estelle Hedaya, última víctima identificada del derrumbe de edificio en Surfside
 

Reproduce este artículo

Las autoridades del condado de Miami-Dade lograron identificar este lunes a la última víctima desaparecida luego del fatal derrumbe del edificio Champlain Towers, en Surfside.

Estelle Hedaya, de 54 años, se encontraba en su vivienda en el sexto piso del edificio residencial cuando este colapsó en la madrugada del 24 de junio.

Con Hedaya suman un total de 98 los fallecidos por el colapso del edificio residencial Champlain Towers South de 12 plantas.

“Hemos identificado a la última persona desaparecida (en el derrumbe) e informado a su familia”, anunció este lunes durante una rueda de prensa la alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

La alcaldesa recordó con emoción la “generosidad y amor desbordante de tanta gente” desde que se produjo esta “tragedia impensable” en la que “hemos visto lo mejor del ser humano como colectividad”.

Así cierra más de un mes de trabajos de rescate, recuperación de cuerpos e identificación entre los escombros del complejo residencial.

Levine Cava indicó que ahora se puede “comenzar el largo proceso de curación” que se requiere tras el terrible incidente.

A pesar de que Hedaya sería el último nombre en la lista de desaparecidos de la Policía que se creía que estaban en el inmueble cuando este se derrumbó, la búsqueda de restos humanos y objetos continúa.

Levine Cava explicó que agentes de la policía y especialistas prosiguen las tareas de recuperación de “todos restos humanos identificables” y objetos personales en la pila de escombros trasladados del lugar a un depósito de Miami.

Entre las víctimas, además de estadounidenses, hubo argentinos, cubanos, uruguayos, colombianos, chilenos, venezolanos, paraguayos e israelíes, entre otras nacionalidades.

Por otro lado, la investigación del derrumbe continúa, y las autoridades ahora analizan la apertura de la avenida Collins, aledaña al edificio residencial. Esto debido a posibles daños que se pudieron haber presentado en la vía como consecuencia del desplome.

El juez a cargo de varias de las demandas presentadas quiere que la propiedad se venda a precio de mercado y que el dinero recaudado sea enviado a las víctimas y familiares de los 98 fallecidos como compensación.