Guardia Costera devuelve 9 balseros a Cuba

Esto es una demostración de la política vigente en EE. UU., que desaconseja el uso del canal de la Florida para llegar al país norteño, una vía peligrosa, debido a las corrientes marinas y lo precario de las embarcaciones utilizadas por los cubanos.
Balseros-EEUU
 

Reproduce este artículo

La Guardia Costera de EE. UU. repatrió a Cuba a nueve balseros cubanos que fueron detectados al sur de Marathon, en Florida, informó el cuerpo en un comunicado.

El lunes, los guardacostas habían hecho lo mismo con un grupo de otros 17 cubanos, a unas 54 millas (86 kilómetros) al sur de Cayo Hueso, en el extremo sur de la Florida.

“Las personas que intentan ingresar ilegalmente en Estados Unidos haciéndose a la mar ponen en grave riesgo sus vidas y las vidas de sus familiares y acompañantes”, dijo en un comunicado Mario Gil, oficial de enlace de la Guardia Costera con la Embajada de Estados Unidos.

Esto es una demostración de la política vigente en EE. UU., que desaconseja el uso del canal de la Florida para llegar al país norteño, una vía peligrosa, debido a las corrientes marinas y lo precario de las embarcaciones utilizadas por los cubanos.

Desde el 1 de octubre pasado, las tripulaciones de la Guardia Costera estadounidense han interceptado en el mar a 107 balseros cubanos, en comparación con los 49 interceptados en el año fiscal 2020.

Una vez a bordo de un barco de la Guardia Costera, “todos los inmigrantes reciben comida, agua y atención médica básica”. Ninguno de estos inmigrantes interceptados en el mar presentaba síntomas relacionados con la COVID-19.

 

Tragedia en altamar

 

Ayer, la joven cubana Adriana María Consuegra Caro, quien se encontraba entre los doce migrantes desaparecidos luego de un naufragio al suroeste de Bahamas a inicios de este mes, ha sido localizada en un Centro de Detención de Mujeres de este país.

De ese viaje, un total de 19 cubanos fueron rescatados y otro más fue encontrado muerto en el suroeste del archipiélago atlántico de Bahamas, informó el 8 de marzo a través de un comunicado la Real Fuerza de Defensa (BDF, en inglés).

Según familiares, los cubanos salieron el pasado 2 de marzo del norte de la provincia de Villa Clara en una lancha rápida.

Luego del naufragio, familiares de los balseros desaparecidos comenzaron a buscarlos por sus propios medios. Telemundo 51 informó el 21 de marzo que, en un vuelo privado pagado por los familiares, la tripulación recorrió durante dos horas la zona del naufragio, desde Cayo Anguila hasta Cayo Sal, pero los resultados fueron “frustrantes”.

Las autoridades del régimen cubano tampoco encontraron indicios en su registro al norte de las provincias de Villa Clara y Matanzas, sólo la lancha con matrícula de Florida, empleada presuntamente en el traslado de los migrantes.

La incertidumbre asola a los familiares de los balseros naufragados y sus interrogantes no han sido disipadas por el gobierno bahamés. Incluso, varios allegados de los desaparecidos han viajado hasta ese archipiélago a buscar respuestas.