Joe Biden nomina a exembajador de Rusia como director de la CIA

Willliam J. Burns, un veterano diplomático estadounidense, será elegido para ocupar la agencia de inteligencia que procede del Departamento de Estado.
El embajador estadounidense, Willliam J. Burns EFE/Sabri Elmhedwi/Archivo
 

Reproduce este artículo

Willliam J. Burns, un diplomático estadounidense y exembajador de Rusia, fue propuesto este lunes por el presidente electo de Estado Unidos, Joe Biden, para que sea el próximo director de la CIA, la agencia de inteligencia, informó su oficina en un comunicado.

Biden asegura que Burns comparte su convicción de que los servicios de inteligencia deben ser "apolíticos" y que sus servidores han de ser vistos con "gratitud y respeto", al tiempo que señala que los estadounidenses "dormirán más tranquilos" con él al frente de la CIA.

La propuesta del presidente electo se basa en la creencia de que William J. Burns es un profesional íntegro que aportará un modo de hacer y una independencia que la seguridad nacional de EEUU exige.

En esta línea, añade que "tanto si es un ciberataque procedente de Moscú, como los desafíos procedentes de China o la amenaza terrorista, él (Burns) "tiene la experiencia y las habilidades para dirigir los esfuerzos en todo el mundo para garantizar que la CIA está bien posicionada para proteger al pueblo americano".

En caso de que sea confirmado como director de la CIA, Burns será el primer diplomático de carrera en ponerse al frente de la agencia de inteligencia estadounidense, según precisó la oficina de transición.

¿QUIÉN ES WILLIAM BURNS?

William Burns, un veterano y respetado diplomático estadounidense, que acumula tres décadas de experiencia en el servicio exterior y que, entre otros cargos, ha sido embajador en Rusia (2005-08) y adjunto al Secretario de Estado (2011-14).

Se trata de un hombre que ha servido en diferentes puestos de todo el mundo desde que empezara con Ronald Reagan de presidente hasta Barak Obama.

Según la CNN, Biden comentó, confiado, que "con él como nuestro próximo director de la CIA, los estadounidenses podrán dormir tranquilos".

Burns será el primer jefe de este gran servicio de inteligencia, espionaje y contraespionaje que procede del Departamento de Estado, con lo que su perfil se adapta más al de un diplomático que al socorrido "halcón" colocado, según los tradicionales usos y costumbres, el frente de la CIA.

Por eso, el propio Biden destaca sobre su hombre de confianza que se trata de un "diplomático ejemplar con décadas de experiencia (...) que comparte mi más profundo sentimiento de que la inteligencia debe ser apolítica y creo que a sus profesionales les debemos gratitud y respeto".

"Bill", como se le llama afectuosamente a Burns, es un experto en Rusia --un dato extremadamente relevante en los tiempos que corren-- y deja tras de sí una gran labor de gestión en el Fondo Carnegie Internacional por la Paz, un centro de estudios de gran prestigio en la capital, Washington, DC.

También es destacable que Biden, vicepresidente de Barak Obama, haya optado por el número dos del Departamento de Estado cuando el primer presidente afroamericano ocupó la Casa Blanca durante dos mandatos.

Burns suma su experiencia sobre el proceso de paz en Oriente Medio y el acuerdo nuclear con Irán durante la Administración de Obama.

Teniendo en cuenta el respeto que este hombre tiene entre demócratas y republicanos, los primeros analistas que se han ocupado de Burns prevén que sea fácilmente confirmado por el Senado.

El experto de la CIA Melvin Goodman --treinta años en la Casa-- considera que "el nombramiento de Burns mandará una clara señal sobre la importancia del servicio público, que se ha deteriorado en los últimos cuatro años, y eso será importante no sólo para la CIA sino para toda la comunidad de inteligencia"; esto es, los servicios de espionaje y contraespionaje que, en Estados Unidos, dominan el FBI, dentro de las fronteras, y la CIA en el exterior.

(Con información de EFE)