Mascarillas caseras para el acné

El acné es un problema que la mayoría de las personas sufre, por lo que existen mascarillas caseras para eliminarlo.
Mascarillas para el acné
 

Reproduce este artículo

El acné es una enfermedad cutánea común que incluye síntomas molestos como granos que pueden ser difíciles de eliminar. Existen tratamientos naturales para eliminar estas molestias rápidamente, algunas de ellas incluyen las mascarillas faciales. 

Puede haber muchos factores contribuyentes en juego cuando se trata del acné. La causa básica es el aceite y los poros obstruidos, pero las razones de la producción excesiva de aceite y la inflamación subsiguiente alimentada por bacterias pueden variar desde hormonas hasta pequeñas infecciones.

Si bien el acné severo generalmente requiere un levantamiento medicinal más pesado en términos de tratamiento, puede mejorar los brotes más leves con la aplicación tópica.

  • Cúrcuma y miel

 

 La cúrcuma es un antiinflamatorio natural y puede ayudar a reducir la inflamación en la piel que se puede convertir en una pasta para aplicación tópica. Mezclarlo con miel, un producto rico en antioxidantes que también es naturalmente antibacteriano y antimicrobiano, puede ayudar a calmar la piel inflamada y prevenir futuros brotes. Para ello: 

  1. Mezcle una 1/2 cucharadita de cúrcuma y 1 cucharada de miel

  2. Aplíquelo en el rostro

  3. Masajee suavemente sobre la piel

  4. Deje actuar de 10 a 15 minutos

  • Aceite de árbol de té 

 El aceite de árbol de té es un antibacteriano y antiinflamatorio probado y verdadero, es un eficaz combatiente natural del acné, puede ser potente en dosis altas y cuando se aplica directamente sobre la piel. Para ello: 

  1. Mezcle de 1 a 2 gotas de aceite de árbol de té con miel

  2. Aplíquelo en el rostro

  3. Masajee suavemente sobre la piel

  4. Deje actuar de 10 a 15 minutos

También puede mezclar de 1 a 2 gotas en una mascarilla de arcilla, o mezclar unas gotas de aceite de árbol de té con 12 gotas de un aceite portador, como oliva, jojoba o almendra dulce. 

  • Hamamelis en agua de rosas

 Es un extracto botánico que se usa a menudo como astringente, puede ayudar a eliminar el exceso de grasa de la piel. También es naturalmente antibacteriano, y sus propiedades antiinflamatorias lo convierten en una buena opción para tratar las protuberancias rojas. Para ello:

  1. Mezcle una gotas de hamamelis con agua de té blanco o de rosas

  2. Usa esa agua para hidratar la mascarilla de arcilla 

  3. Aplíquelo en el rostro

  4. Masajee suavemente sobre la piel

  5. Deje actuar de 10 a 15 minutos

  • Aloe vera y cúrcuma o té verde

 El aloe es un ingrediente calmante natural que puede ser útil si el acné está muy inflamado e irritado para ayudar a calmar la piel, también tiene ácido salicílico y azufre de origen natural, lo que lo convierte en un oponente ideal del acné, especialmente para personas con piel grasa. Para ello: 

  1. Mezcle aloe vera y cúrcuma o té verde

  2. Aplíquelo en el rostro

  3. Masajee suavemente sobre la piel

  4. Deje actuar de 15 a 20 minutos

  • Avena sin azúcar

La avena contiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias y salvado de avena específicamente es una buena fuente de vitaminas del complejo B, vitamina E, proteínas, grasas y minerales. Para ello: 

  1. Hierva la avena con agua

  2. Deje que la mezcla se enfríe por completo

  3. Aplíquelo en el rostro

  4. Masajee suavemente sobre la piel

  5. Deje actuar de 20 a 30 minutos

Recomendaciones

 

Relacionados