Días, semanas, meses y años tristes, oscuros y muy parecidos
Jose Daniel Ferrer García, invita al pueblo a sumarse a la lucha por una Cuba Nueva donde los días, las semanas, los meses y los años no sean tan tristes
Fotografía: RAÚL CAÑIBANO | ESENCIA
 
Reporte Ferrer:

En Cuba, los días y las semanas, también los meses y los años, se parecen mucho. Todos marcados por dificultades extremas, carencias de todo tipo, despensas y botiquines vacíos, cocinas anémicas, largas colas para todo, y ese todo, siempre resulta ser muy poco. Días, semanas, meses y años de incertidumbre y a la espera de que ocurra el milagro que nos libere; de sueños frustrados, de miedos y pesadillas constantes, los mismos cuentos en los noticieros de los medios oficiales… Pero con el 2020 llegó un nuevo elemento, un coronavirus procedente de la China comunista que a todo el planeta ha trastornado.

Nosotros, muy afectados durante décadas por un virus sociopolítico, más devastador que el SARS-CoV-2, nos hemos visto enfrentados, a la vez, a dos muy peligrosos enemigos, y sobrevivimos. No cabe dudas de que somos muy fuertes, aunque no muy efectivos combatiendo graves virus. Las autoridades del viejo virus nos dicen que tienen controlado el nuevo, pero ¿Cómo creerles? Nos dicen también que "nuestro Gobierno" es el que más se preocupa por el pueblo, por su salud y su alimentación. No muchos les creen. Y no es que seamos incrédulos ni mal pensados, solo que "nuestros" hospitales y farmacias, y nuestros estómagos, nos dicen que el "presidente", sus ministros y sus noticieros, nos mienten cínicamente.

 

En medio de tantos días, semanas, meses y años grises, últimamente oscurecidos por la Covid-19 y por las pésimas disposiciones de quienes deciden arbitrariamente por todos, llegó el 20 de julio y con él, las ventas en Moneda Libremente Convertible (MLC), en 72 tiendas de las Corporaciones de la familia Castro y de sus camaradas generales, opulentos capitalistas amantes del monopolio total y de los buenos productos, frutos del capitalismo competitivo y democrático; que nos hablan de Carlos Marx, del socialismo y de que hay que resistir y continuar defendiendo la "revolución" que los ha convertido en más ricos y poderosos que Gengis Khan, mientras retrotraen al pueblo a condiciones de miseria y servidumbre de aldeas medievales.

Inició la semana con las tiendas en MLC bien surtidas, aunque con ausencias notables, como la del popular pollo, generalmente gringo (que dicen se continuará comercializando en CUC), entre otros productos de amplia demanda, y con las tiendas en CUC más desabastecidas que nunca, y sin el pollo yanqui, y las que sólo venden en CUP, más pobres que las cavernas del hombre primitivo, donde al menos podías encontrar un buen trozo de carne de mamut. En nuestras aldeas "privilegiadas" puede que encuentres carne de res a 23 dólares el kilogramo, pero solo en las tiendas en MLC. 

Yuneisy, la de Vigilancia en el CDR, sueña con un "yuma", no importa su edad, ni sus costumbres, pero que tenga abundantes dólares estadounidenses o canadienses, o euros, o libras esterlinas. Le da lo mismo cualquier Moneda Libremente Convertible. Ella, al igual que los amos del país, nunca ha discriminado a las monedas por su color, nacionalidad o ideología, sólo le importa que sean duras.

Mientras avanzaba la semana (la Nación permanece anclada en el tiempo), las fuerzas represivas arreciaban el cerco alrededor de la Sede Nacional de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) por varios motivos: el 8vo aniversario de la muerte de Oswaldo Payá y Harold Cepero, el incremento de ciudadanos con hambre y con muchos otros problemas que vienen en busca de ayuda a nuestra organización. Asistimos a varias decenas todas las semanas gracias al apoyo de cubanos exiliados de buen corazón y muy solidarios. Pero a lo que más teme la llamada Seguridad del Estado, o Seguridad de la Tiranía, nombre más ilustrativo de su verdadera esencia, es a nuestro mensaje liberador y al activismo que desarrollamos, con los que invitamos al pueblo a sumarse a la lucha por una Cuba Nueva donde los días, las semanas, los meses y los años no sean tan tristes, oscuros y parecidos, y donde despensas, botiquines y estómagos no continúen vacíos.

*Fotografía: RAÚL CAÑIBANO | ESENCIA

Escrito por Jose Daniel Ferrer García

José Daniel Ferrer García es un activista cubano por los derechos humanos, y líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU). Considerado por los medios internacionales y españoles como "la cabeza visible del movimiento disidente en el interior de la Isla desde la muerte de Oswaldo Payá, en julio de 2012", Ferrer fue uno de los 75 presos detenidos en la Primavera Negra de Cuba, y condenado a 25 años de prisión. Fue declarado prisionero de conciencia de la Primavera Negra de Cuba por Amnistía Internacional. José Daniel Ferrer García ha sido galardonado con el Premio Libertad Truman-Reagan por la Fundación Victims of Communism Memorial 2020, XIII Premio Internacional de Derechos Humanos de la Fundación Hispano-Cubana, con sede en Madrid y ​Premio Democracia de la National Endowment for Democracy (NED).