CIDH otorga medidas cautelares a favor de la prisionera cubana Keilylli de la Mora
La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de la opositora cubana Keilylli de la Mora, quien se encuentra en prisión, con el objetivo de protegerla
CIDH a favor de la prisionera cubana Keilylli de la Mora
 

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de la opositora cubana Keilylli de la Mora quien se encuentra en prisión por sus ideas contrarias al régimen. Estas medidas persiguen proteger a la joven de daños irreparables ocasionados por la dictadura.

El pasado 20 de junio la CIDH recibió una solicitud de medidas cautelares de la Fundación para la Democracia Panamericana (FDLDP) donde esta organizaron pedía que “la CIDH que requiera al Estado de Cuba la adopción de las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida e integridad personal de la señora Keilylli de la Mora Valle (“la propuesta beneficiaria”). Según la solicitud, la propuesta beneficiaria se encuentra en una situación de riesgo en el marco de su privación de la libertad en Cuba”, según informa un documento oficial de la CIDH.

El régimen cubano fue notificado el 24 de ese mes y no ha respondido hasta la fecha sobre este caso en específico. La última información adicional aportada por los solicitantes data del 11 de julio.

Luego de analizar con detenimiento las alegaciones de hecho y de derecho expuestas por los solicitantes la CIDH sostiene que la información comprueba que “la señora Keilylli de la Mora Valle se encuentran en una situación de gravedad y urgencia, puesto que sus derechos a la vida e integridad personal están en grave riesgo”.

Además, la CIDH dictaminó que en concordancia con el Articulo 25 de su Reglamento se le solicita a Cuba que: 

a) adopte las medidas necesarias para proteger la vida e integridad personal de la señora Keilylli de la Mora Valle; 
b) concierte las medidas a implementarse con la beneficiaria y sus representantes; 
y c) informe sobre las acciones adelantadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente resolución y así evitar su repetición.

De la Mora Valle quien es miembro del grupo opositor Consenso Ciudadano desde 2016, y desde el 2019 también se integró en la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), así como a promover la iniciativa Cuba Decide fue encarcelada el 4 de junio. Un mes antes la habían sentenciado a un año y medio de prisión por los delitos de “propagación de epidemias”, “desacato”, “atentado” y “desobediencia”, delitos que señala la oposición fueron fabricados por el régimen para acallarla.

La joven de 27 años sostuvo por 15 días una huelga de hambre que afectó gravemente su salud.  La activista comenzó su huelga el pasado 30 de junio como resultado de los maltratos que cometían contra ella en la prisión. Ella declaró haber recibido una golpiza en el Centro Mixto para Mujeres de Sabana de Cienfuegos. Además, la amenazaron con incrementar su sanción por enviarle a Ferrer algunos videos de la situación interna en la cárcel.

A finales del pasado mes la dictadura había enviado a la presa política a la sala de Psiquiatría del Hospital Provincial “Gustavo Aldereguía Lima” de Cienfuegos, luego de que ella intentara quitarse la vida en su celda. Un reporte de Cubanet dice que ya en centro hospitalario trató de tragarse un tornillo para provocarse una hemorragia interna y más tarde buscó maneras de lanzarse de uno de los pisos de la institución. 

El propio 4 de junio ella dijo que comenzaría la huelga de hambre a pesar de varios padecimientos de salud que ella presenta: “Yo soy inocente y voy a plantarme desde que me lleven para allí, porque no me han dejado alternativa para reclamar justicia”, señaló.

Esta es la segunda ocasión en la que De la Mora Valle sufre encarcelamiento, en 2019 fue condenada a 10 meses de privación de libertad y recluida en el mismo centro penitenciario.