Tiendas en divisa de Sancti Spíritus ingresan 360 mil dólares en 10 días
Hasta la fecha se han vendido 36 motos eléctricas y 258 “splits” en la más concurrida de las tiendas, productos ya agotados debido a la demanda, aunque se espera un nuevo surtido
Más de 360 mil dólares ingresados sólo en Sancti Spíritus

Sólo en Sancti Spíritus las dos tiendas en divisas inauguradas allí hace 10 días ingresaron 360 mil dólares al presupuesto del Estado, informan medios locales.

Mabel Ortiz, gerente de La Época, perteneciente a la cadena de tiendas Caribe, dijo a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que en su establecimiento las ventas ascienden a más de 218 mil pesos. Hasta la fecha se han vendido 36 motos eléctricas y 258 “splits”, productos ya agotados debido a la demanda, aunque se espera un nuevo surtido.

Ricardo Salgado, uno de los clientes que visitó La Época y adquirió en ella un calentador de agua, destacó que los trabajadores son muy profesionales y esclarecen cualquier duda sobre el equipo a comprar y sus características.

A pesar de los buenos resultados, el desabastecimiento de algunos productos afecta a estos establecimientos. En La Habana, locales como Colorama, ubicado en el municipio Playa, no abastecen de congeladores, uno de los equipos más buscados.


En Galerías Paseo usualmente hay más productos, con una amplia gama de artículos para la cocina como procesadores de alimentos, hornos y cafeteras eléctricas, microondas (microwave), calentadores, tostadoras, además de refrigeradores, televisores y splits. Sin embargo, allí se mantiene día y noche una fila de clientes que esperan por los freezers, al parecer, el equipo más buscado por los “voraces” habaneros.

Reporteros de la ACN visitaron una unidad de venta de piezas para vehículos y aseguran que “las colas que fluyen sin percances debido a la presencia en el lugar de oficiales de la Policía Nacional Revolucionaria”, y revelaron que el proceso para adquirir determinados productos incluye “la creación de listas” y puede durar entre dos y tres semanas.

Clientes entrevistados en el establecimiento, se mostraron preocupados por la existencia de “bicicletas eléctricas defectuosas”. Asimismo se quejaron de que un solo dependiente debía atender a todos los interesados”. Las unidades donde se venden piezas para vehículos automotores se encuentran abarrotadas de público, que llega a la capital procedente de las provincias donde aún no se venden estos productos.

En Holguín la población recibió sin demasiado ánimo la tienda recién estrenada. Los ciudadanos se preocupaban más por productos de primera necesidad como el puré de tomate. “Hasta ahora la mayoría ha venido a mirar y algunos quieren tirar fotos, pero  esperamos que en la medida que pasen los días y la gente de los municipios se enteren, vendrá más gente a comprar”, dijo un trabajador de la tienda en esa ciudad oriental a un reportero de ADN CUBA.

Estas tiendas abrieron desde el pasado 28 de octubre, para la venta de artículos mediante el uso de tarjetas magnéticas asociadas a cuentas bancarias en las que los usuarios depositan divisas fuertes (dólares, libras esterlinas, euros, etc.).

Durante las primeras jornadas muchas personas acudieron desde horas muy tempranas o marcaron con días de antelación por el temor de que se acabaran los productos, pues no es un secreto que las limitaciones económicas de Cuba atentan contra la estabilidad de las mercancías en la red de tiendas minoristas.