Sancti Spíritus: protesta de cuentapropistas doblega al régimen cubano

Los cuentapropistas detuvieron la venta hasta ser escuchados por el régimen. Este último cedió ante la protesta
Sancti Spíritus: cuentapropistas doblegan al régimen
 

Reproduce este artículo

El régimen en Sancti Spíritus cedió ante las protestas de 15 cuentapropistas que se negaron a vender carne de cerdo a 30 pesos la libra.

Los trabajadores privados del mercado de la Plaza, en el municipio cabecera, decidieron no vender más carne hasta que el gobierno eliminara el precio topado de 30 pesos por libra. El precio exigido era de 45 pesos la libra para poder cubrir los gastos y obtener alguna ganancia.

Según informa Radio Televisión Martí desde el sábado pasado estos emprendedores vende la carne del animal a 45 pesos en moneda nacional, precio que exigieron durante su manifestación.

“Desde el fin de semana se comenzó a vender la carne a 45 pesos la libra, esto es una muestra de que cuando las personas se unen y hacen presión con la razón en la mano, pues tienen que ser escuchados, pero ahora mismo se puede encontrar carne en el mercado de La Plaza y otras puntos de venta de la ciudad”, aseguró la periodista independiente Aimara Peña González.

El pacto entre vendedores y Estado, a decir del comunicador Adriano Castañeda, se debe a la proximidad de las fiestas navideñas y la escasez de alimentos en la capital espirituana, como en el resto del país.

“Bueno, quiero decirte que ganaron lo que ellos pedían. La protesta fue efectiva, y los están dejando vender, después del acuerdo alcanzado el viernes, a 45 pesos en moneda nacional la libra de carne de cerdo”, dijo Castañeda a Radio Televisión Martí.

La administración estatal en la provincia no tiene disponibilidad de recursos para abastecer los mercados y puntos de venta, únicamente tienen esa capacidad los privados, que irónicamente sufren el acoso por parte de los inspectores, apuntó Peña González.

“Es algo muy significativo. En el territorio, varios cuentapropistas en diferentes momentos se han movilizado para efectuar esas protestas, para reclamar el derecho a poder trabajar, porque tienen patente y pagan impuestos. El estado no tiene la disponibilidad de carne para abastecer todos los mercados de la provincia, entonces simplemente tuvo que flexibilizar sus exigencias, porque nadie iba a ocupar el lugar de esos vendedores. Realmente el gobierno debería aprender esa lección, que es una floreciente sociedad cubana que no está simplemente dispuesta a obedecer reglas que han establecido otros, sin tener en cuenta las consecuencias que pueda tener”, concluyó la periodista.

La resistencia a las presiones de los funcionarios que mostraron estos trabajadores privados, y el malestar del pueblo provocado por el faltante de la carne porcina, obligaron al gobierno municipal a dar marcha atrás, añadió Castañeda.

Los cuentapropistas fueron amenazados con anterioridad para que abandonaran la protesta. Las autoridades intentaron presionarlos con el retiro de sus licencias.

Con asiduidad estos trabajadores privados son diana de atropellos estatales. En septiembre último, un operativo policial decomisó aproximadamente 3 mil libras de carne de cerdo a los vendedores del Mercado de Buen Viaje en Villa Clara. Desde entonces los cuentapropistas se marcharon por temor a la multas y decomisos. En estos casos el único afectado es el pueblo.

Con información de Radio Televisión Martí