Vendedores de carne en Sancti Spíritus plantados: sin cerdo hasta que gobierno retire precio topado

La protesta que iniciaron hace dos semanas unos 15 cuentapropistas, que comercializan carne de cerdo en el mercado de la Plaza, en la ciudad de Sancti Spíritus, se extiende ya hacia otros puntos
Puestos de carnicería vacíos. Foto: Tomada de Radio Televisión Martí
 

Reproduce este artículo

Por Tomás Cardoso

 

La protesta que iniciaron hace dos semanas unos 15 cuentapropistas, que comercializan carne de cerdo en el mercado de la Plaza, en la ciudad de Sancti Spíritus, se extiende ya hacia otros puntos donde se oferta el producto en la capital espirituana.

Para vender, los emprendedores deben regirse por el precio topado impuesto por el gobierno de 30 pesos cubanos por libra, y están demandando a las autoridades que aumenten a 45 pesos para poder cubrir los gastos y obtener alguna ganancia.

Mientras esperan una respuesta del Estado, han decidido detener la venta de carne porcina, que es nula en los mercados estatales, informa el periodista independiente Adriano Castañeda.

“El cerdo en estos momentos se cotiza en pie por los productores privados a 27 pesos en moneda nacional, y además de eso estos emprendedores tienen que pagar el 10 por ciento de lo que venden, además de la transportación y el local donde comercializan, y realmente la cuenta no da”, señaló el comunicador.

La pasada semana hubo un intento de negociación, cuando los trabajadores privados fueron citados a una reunión en el Gobierno Municipal, pero la misma concluyó sin un acuerdo, comenta la comunicadora independiente y activista Aimara Peña González.

“En ninguna parte se puede comprar cerdo, eso es parte de lo que los cuentapropistas han acordado. Es decir, hacer un parón de venta y obligar al gobierno a tomar medidas en ese sentido. Se les prometió que serían escuchados, pero al parecer la reunión no dio resultado, y ellos se han puesto de acuerdo en que nadie va a vender en ninguna parte de Sancti Spíritus”, dijo Peña González.

El martes, los vendedores del establecimiento La Plaza fueron visitados por funcionarios e inspectores, y presionados para que reiniciaran el servicio con el mismo precio topado establecido, además de recibir amenazas con represalias si continuaban con la protesta, cuenta Castañeda, que visitó el lugar y habló con varios de los cuentapropistas.

“Continúan con su reclamo, y se han sumado otros puntos en diferentes zonas de la ciudad. Hablé con dos de ellos y me informaron que las amenazas de funcionarios, con el asesoramiento de la Seguridad del Estado, son bien fuertes. Se tienen que acoger al precio topado establecido o se le retiraría la patente, entre otras presiones”, explicó.

Por su parte, Peña alerta que, en los últimos días, en las calles céntricas de la ciudad, pudo observar un exceso de efectivos de la policía. Según dijo, ya las autoridades están realizando una campaña para desacreditar a estos trabajadores privados, que son los que garantizan el suministro del alimento al pueblo, subrayó.

“Los cuentapropistas, bajo condiciones imposibles para prosperar económicamente, son los que le brindan al cubano los productos que necesita, porque el estado es incapaz, y lo ha demostrado reiteradamente, de suplir las necesidades básicas de la población”, afirmó la periodista.

En el último año, varios de los más importantes y exitosos productores privados de carne porcina en el país han sido llevados a procesos judiciales bajo acusaciones de cohecho y enriquecimiento, además de sufrir la confiscación de bienes.

 

(Tomado de Radio Televisión Martí)