Régimen envía a jóvenes comunistas a sembrar yuca y plátano
Pareciera que al régimen se le acaba el poder de convocatoria cuando tiene que recurrir a Unión de Jóvenes Comunistas para realizar labores en el campo que ayuden a mitigar la crisis alimentaria
Ante la crisis alimentaria régimen envía a jóvenes comunistas a sembrar yuca y plátano
 

Reproduce este artículo

La crisis alimentaria por la que atraviesa el país ha llevado a que el régimen mueva a profesores universitarios, profesionales de distintos sectores y obreros, a realizar labores en el campo con el objetivo de paliar el déficit de alimento.   

En esta ocasión les tocó a los miembros de Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), y parte la juventud de la localidad de Santa Cruz del Sur, en la provincia de Camagüey, quienes ya habían sido empleados en el cumplimiento de otras tareas relacionadas al enfrentamiento de la COVID-19, según un artículo publicado este 5 de agosto en el sitio web de la emisora estatal Radio Santa Cruz.

Romelio Basulto Gamboa, miembro del Buró Político-ideológico de la UJC, se refirió al papel de la organización en la producción de alimentos, en los polos productivos La Granjita y El Prado.

"Hemos contribuido con la siembra de plátano, maíz y yuca, también en el desyerbe de varias áreas y la recogida de mango. Realizamos con entusiasmo lo que nos está pidiendo la máxima dirección de nuestro país", aunque conociendo el historial de dicha organización, quedaría por ver en realidad cuánto ha sido su aporte, porque bien puede estarse refriendo a la chapea de dos metros de hierba o a la siembra algunas cepas de plátanos, solo para figurar en las estadísticas del régimen.

Basulto Gamboa se refirió también a las pesquisas activas junto a la masa juvenil de Salud Pública, pero omitió de decir que en la mayoría de los casos estos jóvenes son obligados a realizar dicha labor.

Seguidamente mencionó la Brigada Ignacio Agramonte, constituida por 30 muchachas y muchachos. "La principal misión de ellos es potenciar el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias en la etapa post-COVID-19".

Por su parte Dianelis Ábalo Alba, especialista de Recursos Humanos de la Empresa de Comercio y Gastronomía, expuso que en la etapa del nuevo coronavirus "aprendimos a valorar más la salud… sin dejar de asistir a las actividades laborales y las voluntarias en la plantación de varios cultivos", pero la escasez de alimento continúa presente en la mesa de los cubanos.

Asimismo Rafael Barrero Batista, funcionario ideológico de la Dirección de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), ponderó el trabajo de los jóvenes de la Brigada Aniversario 60, en la asistencia a los ancianos solos y las visitas a los Sistemas de Atención a la Familia (SAF), para conocer la calidad de su funcionamiento.

Con solo estos ejemplo cabe preguntarse ¿por qué Cuba atraviesa por una profunda crisis económica, o por qué aún no ha conseguido salir del subdesarrollo? Pero la respuesta hace años que es de conocimiento público: el sistema no funciona. Una cosa es la realidad, y otra muy distinta la que aparece en los medios de propaganda del régimen.