¿Quién es la santera de Miguel Díaz-Canel?

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez no se consulta de madrugada, él lo hace de día, en pleno verano. Pero, ¿quién se atreve a consultar al principal artífice de la represión en la isla?
¿Quién es la santera de Miguel Díaz-Canel?
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez no se consulta de madrugada, él lo hace de día, en pleno verano. Pero, ¿quién se atreve a consultar al principal artífice de la represión en la isla? 

Este 20 de agosto el también primer secretario del Partido Comunista de Cuba visitó la comunidad La Güinera, donde murió baleado a manos de un policía el joven Diuvis Laurencio Tejeda en el marco de las protestas antigubernamentales del 12 de julio en ese lugar.

Varias fotos exponen al presidente junto a una santera durante todo el recorrido, incluso en la casa de la mujer.

Iliana Macías ha sido utilizada por el régimen cubano como portavoz de ese barrio para enaltecer las “luces” de una revolución apagada. No es esta la primera vez que Macías se pone del lado del opresor y no del pueblo.

El oficialista Granma reconoció a Macías como una líder comunitaria y anfitriona del mandatario en su periplo por esa zona periférica habanera.

“Y con el orgullo de ser cubano, de una cultura e idiosincrasia muy heterogéneas, llegó luego al apartamento de Iliana, la Madrina del barrio, quien presentó a Díaz-Canel ante sus deidades”, enfatizó el diario castrista.

El pasado 21 de julio plataformas oficialistas como Canal Habana, CubaSí y Canal Caribe reproducían un video con Macías como protagonista de la “transformación desde la década del ochenta” que experimenta esa comunidad, donde sus ciudadanos se lanzaron a las calles pidiendo libertad.

Estoy orgullosa de ser de La Güinera, porque La Güinera es amor, porque somos agradecidos”, dijo la cubana de 65 años en un reportaje de la prensa oficial luego de las protestas.

Macías contó que los avances de su barrio ocurrieron luego de la visita del ex dictador Fidel Castro en 1987. Castro fue a inaugurar un círculo infantil e incentivó a que los vecinos construyeran sus propias casas, asegura la habanera.

A raíz de las protestas en La Güinera, Macías enarboló el discurso de los ciegos:

Estuve todo el tiempo parada en ese balcón y de los cabecillas no conocía a ninguno (..) Este barrio es periférico, insalubre y marginal para quien se deje marginar, para nosotros es un gran barrio, de oportunidades, donde llegó la revolución y hemos visto todo lo que hemos hecho”.

También el 12 de agosto Macías fue parte de un encuentro en la sede de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). 

Me voy a morir aquí luchando por la Revolución. Tenemos que lograr que Díaz Canel no se sienta solo”, dijo en esa ocasión la religiosa.
 

Reaccionan en redes ante la santera de Díaz-Canel

Varios cubanos han reaccionado ante la sumisión de la santera cubana que enseñó sus deidades al presidente cubano.

La periodista independiente cubana María Matienzo Puerto, escribió en su perfil personal de Facebook:

“Ojalá Babá se acompleje y en su sabiduría infinita nos allane el camino... qué mal me cae que cojan mi religión pa esas cosas... so racistas!”, señaló la reportera que con anterioridad había posteado “Van a tener que darle barañakiñá a una vaquería porque lo que está mal lo está... y ni eso... bueno, allá ellos con Obbatalá... incluida la santera prestá!”.

Asimismo el periodista de Diario de Cuba, Jorge Enrique Rodríguez criticó al mandatario.

“Y por si fuera poco, el señor Miguel Díaz-Canel se tiró un clavado en una piscina donde no da pie, ni encaramado sobre el monumento a José Julián Martí Pérez.

La #santería [ni la #brujería] le va a servir de nada, como tampoco de nada le va a servir a esa santera musulunga, haberse congraciado con un dictador en toda regla.

Lo más #odioso [sí, odioso], es que todo este paripé sacramental ocurrió en #LaGüinera; en las cercanías donde un joven fue ultimado por un disparo de arma de fuego que accionó un cobarde oficial de la Policía Nacional, durante las protestas del #11J.

Déjeme decirle algo, señor Díaz-Canel, para ver si logra entender que está en medio de una vía rápida, y ojalá tenga asesores que se lo puedan traducir, aunque lo dudo:

¡Obón Tánze! ¡Iyá, Ndibó, Anfonó, Krúkoro, Úyo, Nacharén, Bokó, Elori lori, Kefenberé! ¡Ekwé!

¡El Enkríkamo llama y el mpegó brama!”, concluyó.

A su vez, el colaborador de ADN Cuba, Héctor Luis Valdés Cocho también se pronunció sobre el suceso: 

“Esta imagen es una total falta de respeto a la religión yoruba y sus practicantes; más que en años atrás eran perseguidos los religiosos por adorar a quién no fuera el ególatra de Fidel.

En fin, sólo espero que Obbatalá y porque no, Oyá, hagan lo que tengan que hacer. No soporto que cojan la religión para politiquería barata; y a la santera sólo le exijo un poco de respeto para los santos. Allá ella con su Osha”.

Régimen visita La Güinera luego de ordenar la represión de sus ciudadanos

Hoy Díaz-Canel junto a otros dirigentes castristas, escoltas y la prensa estatal visitó La Güinera, en Arroyo Naranjo, a más de un mes de las manifestaciones populares transcurridas allí.

“Amanece el Presidente Díaz-Canel en la barriada La Güinera, del capitalino municipio de Arroyo Naranjo, para establecer intercambio con las autoridades, actores locales y la población sobre el proceso de transformaciones que se emprende en la comunidad” expone un tuit de la Presidencia de Cuba.

El único asesinado a raíz de las protestas y la represión que reconoce el régimen cubano era un miembro de esa localidad. 

Diubis Laurencio Tejeda recibió un disparo de la policía por la espalda, en un lugar ubicado a poca distancia de donde el mandatario hizo propaganda este viernes.


El periodista y académico José Raúl Gallego señaló que “Díaz-Canel se encuentra hoy, en una de sus visitas guiadas, a pocas cuadras del lugar donde mataron por la espalda a Diubis Laurencio. Qué falta de respeto a la gente de La Güinera y a toda Cuba”.

La Güinera que Díaz-Canel pretende reclamar para sí, fue batida por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), la Brigada Especial Nacional (BEN) del Ministerio del Interior (equipada de modernos pertrechos antimotines) y paramilitares, entre otras fuerzas del régimen.