¿Qué opinan los cubanos sobre los policías?

Para los habaneros, la policía es motivo de burlas, resentimientos y desconfianza. Los agentes son símbolos de estulticia y prejuicios que explotan las autoridades
 

Reproduce este artículo

Los cubanos ya no creen en las fuerzas del orden público. Para los habaneros, por ejemplo, la policía es motivo de burlas, resentimientos y desconfianza. Los agentes son símbolos de estulticia y prejuicios, que explotan las autoridades.

Un entrevistado por ADN Cuba confesó que a los policías les inculcan la suspicacia hacia los pobladores de la capital. Como todos saben, la mayoría vienen del oriente del país; el régimen explota las diferencias regionales para echar a pelear a cubanos contra cubanos, al policía oriental contra el ciudadano habanero.

Muchos reconocen que para esos hombres “la Policía” es el único camino para salir de la miseria, común en esas zonas del país. Pero los que están “del lado de acá”, es decir, los que sufren las pequeñas miserias, vejámenes y autoritarismos del agente policial en las calles, nada quieren saber de ellos.

Ser cuentapropista, trabajar en un hotel, son ocupaciones más llamativas que ser policía; así de desprestigiada esta esa profesión tan vital para el sostén de la tranquilidad pública.

Eso es lo que piensa la gente, pero la prensa oficialista tiene otra opinión. El martes 14 de julio el primer secretario del PCC en La Habana, Luis Antonio Torres Iríbar, dijo que los habitantes de la capital pedían más dureza policial.


Según publicó el periódico oficialista Tribuna, estas declaraciones tuvieron lugar en una reunión del Consejo de Defensa Provincial (CDP), del que Torres Iríbar también es presidente. “Un reclamo por parte de la población es que a la policía se le dé más autoridad para que no sigan ocurriendo casos de agresión contra los agentes del orden público”, expresó.

Sin embargo, lo que no dice la nota del Tribuna es que la represión policial en Cuba ha estado a la orden del día en los últimos meses. En junio, por ejemplo, con una diferencia de menos de dos semanas, murieron por disparos de la policía dos jóvenes de La Habana.

Se trata de Yamisel Díaz Hernández, de 38 años, y Hansel Hernández, quien apenas tenía 27. Sobre el asesinato de ambos, el Ministerio del Interior (Minint) sacó a relucir que tenían antecedentes penales.

Meses antes, a finales de abril, también trascendió una denuncia sobre dos adolescentes presuntamente violadas por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) en Marianao, La Habana.

“Íbamos para [el barrio de] Pogolotti a un mandado de mi mamá, para recoger unas cosas que mi padrastro le iba a mandar a mi hermano. Cuando íbamos bajando por la plaza, viene subiendo la patrulla y nos piden carnet. Nosotros le dijimos que éramos menores de edad y que no teníamos carnet. Entonces ellos nos dicen: ‘Bueno ustedes van presas con 3000 pesos de multa, y cuando lleguen a la unidad ustedes llaman a sus madres”, relató una de las víctimas.