Trump envía mensaje a los cubanos: "Se estaban cayendo"

"Pudimos haberlo terminado de forma fácil y precisa, se estaban cayendo, pero la Administración Biden pienso que no va a hacer nada. Han debilitado lo que hicimos nosotros", dijo Trump
Donal Trump, expresidente de Estados Unidos
 

Reproduce este artículo

El ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, envió un mensaje a los cubanos a propósito de las protestas que estallaron el 11 de julio, cuando miles de personas salieron a las calles de la isla pidiendo “Libertad” y rechazando el régimen del Partido Comunista.

En una entrevista con la periodista Marilys Llanos, para la cadena Telemundo, Trump expresó: “Estoy orgulloso de la gente en Cuba. Trabajé con ellos, desde adentro y afuera; y [ahora] vi protestas que no se ven con frecuencia”.

Valoró la importancia del levantamiento reciente, porque sabe que el gobierno totalitario tiene recursos para impedir que alcen la voz en el espacio público. “Esto no es fácil: es duro para ellos protestar. Las manifestaciones de Miami y otros lugares han sido también inspiradoras”, declaró Trump.

Ante la pregunta sobre si alguna vez pensó ordenar una intervención militar, respondió: “No pensamos en eso porque no creímos que era necesario hacerlo. Pudimos haberlo terminado de forma fácil y precisa, se estaban cayendo, pero la Administración Biden pienso que no va a hacer nada. Han debilitado lo que hicimos nosotros, y han hecho posible que este horrible régimen continúe”.

Mientras el republicano estuvo en la Casa Blanca, el gobierno de Estados Unidos endureció las sanciones contra el régimen de Cuba, entre ellas la eliminación del envío de remesas a través de empresas controladas por militares castristas. También sacó a casi todo su personal de la Embajada de EEUU en La Habana. Ambas medidas, podrían darse marcha atrás con una nueva política del presidente demócrata.

En la entrevista con Telemundo 51, Donald Trump criticó la respuesta de Joe Biden a la crisis en la isla, y con otros regímenes de izquierda. “No veo a esta administración haciendo mucho. Es una política muy débil la que tienen hacia Cuba, Venezuela y Nicaragua”, afirmó.

Cuando la periodista mencionó que tampoco cayó durante su mandato (2017-2021) la dictadura de Nicolás Maduro, Trump dijo que “miramos diferentes cosas con Venezuela”.

“Creo que nuevamente están dando señales de vida. Estaban muy mal con nosotros, el liderazgo de Venezuela. Es una pena también: se iba a caer y ahora nuevamente recupera supremacía”, lamentó el expresidente.

 

¿Hacia dónde va la política de Biden?

La administración de Joe Biden anunció el lunes que estudia volver a autorizar el envío de remesas a Cuba y además trasladar más personal diplomático a su embajada en la isla, con lo que el demócrata revertiría medidas de Trump.

Según la agencia de noticias EFE, se trata de medidas que Biden ha decidido explorar a raíz de las protestas que estallaron en Cuba el pasado 11 de julio, las mayores en la historia del régimen.

En el paquete de medidas, se habla de la formación de un “grupo de trabajo sobre remesas” que tendrá como objetivo “identificar la manera más efectiva” de que el dinero “llegue directamente a las manos del pueblo cubano”, sin la mediación del régimen.

“Bajo la dirección del presidente Biden, Estados Unidos está aplicando activamente medidas que apoyarán al pueblo cubano y harán que el régimen cubano rinda cuentas”, dijo un alto funcionario de la administración, según el Nuevo Herald.

En noviembre del 2020 Donald Trump prohibió el envío de remesas a la isla por mediación de empresas controladas por el castrismo, una disposición que Biden ha respetado durante sus primeros seis meses en el poder.

Otra de las medidas que la administración demócrata explora, es el traslado de más personal a la Embajada de EEUU en La Habana. Alegan que así podrán “facilitar la participación diplomática, consular y de la sociedad civil”, además para garantizar una “seguridad adecuada”.

Trump evacuó la mayoría del personal de la embajada tras los sucesos del "Síndrome de La Habana", como se le conoce a las afectaciones de varios diplomáticos norteamericanos y canadienses por supuestos ataques ocurridos entre 2016 y 2017.

Biden también ordenó a su equipo trabajar con el sector privado y el Congreso para hacer "más accesible" el internet en Cuba, y limitar la capacidad del régimen de hacer apagones digitales. Además, el presidente anunció que continuará la política de imponer sanciones económicas contra funcionarios de la dictadura cubana.

La Casa Blanca anunció que "intensificará" los esfuerzos diplomáticos con sus aliados regionales e internacionales para apoyar las "aspiraciones del pueblo cubano" y que potenciará el envío de "ayuda humanitaria" a la isla.