Eurodiputados piden sancionar a funcionarios del castrismo

Miembros del Parlamento Europeo pidieron aplicar sanciones a funcionarios “responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba”
Hermann Tertsch y funcionarios del régimen cubano
 

Reproduce este artículo

Miembros del Parlamento Europeo pidieron sanciones para funcionarios “responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba”.

El diputado Hermann Tertsch (Vox) explicó este jueves las exigencias de la declaración conjunta “contra la dictadura de Cuba”, dirigida a la Unión Europea (UE) y respaldada por Leopoldo López Gil (Partido Popular) y José Ramón Bauzá (Ciudadanos), publicó Vox en redes sociales.

Los eurodiputados pidieron “hacer uso de lo dispuesto en el régimen general de sanciones de la Unión Europea y adoptar así sanciones contra personas y entidades responsables de violaciones de los derechos humanos en Cuba”.

Tertsch, en nombre de tres grupos de parlamentarios, dijo que “una vez más expresamos nuestro apoyo y compromiso con el pueblo cubano, así como con la libertad y la democracia en Cuba y en todos los países de América Latina cada vez más amenazados por movimientos que no respetan el Estado de Derecho”.

Añadió que los firmantes “recordamos y reiteramos la histórica resolución del Parlamento Europeo aprobada por amplia mayoría el 16 de septiembre del 2021, exigiendo a la Unión Europea aplicar el artículo 85 (…) de activación de la cláusula de suspensión del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba, por la reiterada y sistemática violación de los derechos humanos y convocar con carácter inmediato una reunión (…) en vista de las infracciones por el gobierno cubano de los elementos esenciales del acuerdo”.

Los eurodiputados alegan que el régimen de La Habana es culpable de “no respetar los principios democráticos, los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho”.

Por último, instaron a “poner remedio inmediatamente a la situación de la sociedad civil que queda excluida del acceso de los fondos de cooperación y de la participación en el Acuerdo mientras que, en cambio, la participación y el acceso a dichos fondos está permitida exclusivamente en las empresas en las que el Estado [cubano] participa o que controla, como ha sido el caso desde la firma del contrato”.

“Queremos decir: el dinero que iba para la sociedad civil ha estado siendo sistemáticamente derivado (podemos decir malversado, también) hacia el aparato del Partido y hacia el poder comunista. Esto se tiene que acabar ya”, concluyó Hermann Tertsch.

 

Eurocámara presiona por sanciones a castristas

El 16 de septiembre el Parlamento Europeo se reunió en Estrasburgo para discutir la adopción de sanciones individuales contra el régimen de Miguel Díaz-Canel por violar los derechos humanos.

Los eurodiputados condenaron la “extrema violencia y represión” contra manifestantes, periodistas independientes, defensores de derechos humanos, artistas y otros tras el estallido social en Cuba el 11 de julio.

Además, piden al Consejo de la UE que “adopte sanciones contra los responsables de violaciones de derechos humanos en Cuba lo antes posible”.

Dita Charanzová, vicepresidenta de la Eurocámara, lamentó las acciones tomadas por el gobierno y planteó que “Europa tendría que estar apoyando a los cubanos”.

Pidió “sancionar a los responsables de violaciones de derechos humanos aplicando la Ley Magnitsky” y “suspender el acuerdo entre la Unión Europea y Cuba”.

“Tiene que haber consecuencias”, advirtió la vicepresidenta Dita Charanzová.