Eurodiputado denuncia “situación extrema” de José Daniel Ferrer

El parlamentario español José Ramón Bauzá aseguró que la vida de Ferrer corre peligro y criticó a la UE por su tibieza al exigirle cuentas al régimen cubano.
Ferrer-Bauzá.jpg
 

Reproduce este artículo

El eurodiputado español José Ramón Bauzá denunció este 13 de octubre la “situación extrema” en que se encuentra el líder de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), José Daniel Ferrer, luego de su arresto.

La familia de Ferrer denunció que lo someten a “condiciones inhumanas y degradantes”, en la prisión de Mar Verde, provincia de Santiago de Cuba, donde se encuentra encarcelado, declaró el militante de Ciudadanos ante sus colegas del Parlamento Europeo.

Bauzá criticó también el Acuerdo de Diálogo y Cooperación entre la Unión Europea y La Habana, firmado para promover los derechos humanos, pues acciones como la desaparición de Ferrer niegan que Cuba lo respete.

Según el parlamentario, el Partido Socialista Obrero Español se ha puesto de parte del sistema cubano, a pesar de que fuerzas de izquierda en el viejo continente, como la socialdemocracia alemana, se distanciaron del castrismo.

La víspera, tras casi 90 días sin saber de él, la familia de Ferrer pudo conocer su paradero. Su hijo, de igual nombre, conversó durante 20 minutos con el activista y denunció el pésimo estado de salud del líder de Unpacu.

“José Daniel se encuentra muy mal de salud, con la presión arterial extremadamente alta. Presenta fuertes dolores de cabeza, escalofríos, dolores en su cuerpo y falta de aire, a tal punto que pidió le volvieran a inyectar con Diclofenaco”, denunció Ana Belkis Ferrer a nombre de la familia, que responsabiliza a la dirigencia del régimen por la vida e integridad física y psicológica del opositor.

“Permitieron el pequeño encuentro a sólo un integrante de la familia para, gracias a Dios y las exigencias de tantas personas solidarias a quienes les estamos eternamente agradecidos, demostrar que al menos hasta el momento José Daniel permanece con vida”, escribió la hermana del opositor en el post.

Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en el reparto Altamira, Santiago de Cuba, el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto lo condenaron a cuatro años y 14 días en prisión, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de “limitación de la libertad sin internamiento” que tenía desde 2020.

Las autoridades mantienen la acusación en su contra por supuesto “desorden público” a raíz de las manifestaciones del 11 de julio, en las que no llegó a participar.

Tras dos meses de incomunicación, el 30 de agosto José Daniel Ferrer envió una carta a su esposa, en la que le indicó que desde el 12 de agosto permanece confinado en una celda de aislamiento y semidesnudo porque las autoridades le niegan ropa que no sea la de preso común, la cual se niegan a usar los presos de conciencia.