Eurodiputados exigen explicaciones por vínculos entre PSOE y dictadura cubana

Representantes de Ciudadanos y Vox en el Parlamento Europeo denunciaron los vínculos exhibidos entre el PSOE y la dictadura cubana, mismos que sugieren una posible intromisión del régimen en los asuntos de la máxima instancia legislativa europea
Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, es señalado también por sus posibles vínculos o apoyo a La Habana
 

Reproduce este artículo

Varios eurodiputados se han pronunciado contra los vínculos entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y la dictadura cubana, los cuales exceden las relaciones diplomáticas habituales y configurarían un escenario de complicidad e intromisión de la isla en los asuntos de la máxima instancia legislativa europea.

José Ramón Bauzá, eurodiputado de Ciudadanos, recordó este domingo que una filtración ha demostrado que Josep Borrell, máximo representante de la diplomacia europea, colabora con una dictadura para entorpecer la condena a su régimen desde las instituciones.

“Exijo explicaciones al Alto Representante sobre esta indignidad que debería conllevar su dimisión”, escribió Bauzá en Twitter, donde hizo pública una carta de su autoría para Borrell, en la que le pide explicaciones por sus posibles vínculos con La Habana y los explícitos de la representación del PSOE.

Estos últimos, potencial evidencia de una intromisión de Cuba en los asuntos del Legislativo europeo, fueron descubiertos en un artículo del diario español ABC el pasado viernes, que mostró el contenido de un correo electrónico que exhibe las relaciones de estrecha cooperación entre el grupo socialista español del Parlamento Europeo (PE) y la Embajada del régimen cubano en Bruselas.

De la autoría de Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders (PD), el artículo refiere que “un grupo amplio de europarlamentarios del PSOE ha traicionado principios muy básicos de la política, las instituciones europeas, la prudencia, la confidencialidad, la seguridad nacional y europea, y el respeto a los derechos humanos”.

El emprendedor, inversor y filántropo cubano-español cuestiona el posicionamiento de varios europarlamentarios que juegan al “internacionalismo corporativista pseudoideológico y anacrónico con los peores criminales con que uno pueda relacionarse: Nicolás Maduro, Daniel Ortega, Miguel Díaz-Canel y Castro”.

El correo filtrado estaba dirigido al presidente del PSOE ante el PE, Javier Moreno Sánchez, y develó la “íntima y estrecha” relación entre el partido gobernante en España y el régimen castrista.

En el mensaje se informaba que los grupos parlamentarios popular y liberal, PPE y RENEW, respectivamente, habían pedido un punto en el pleno de Estrasburgo, el 8 de junio, para denunciar lo que acontece en Cuba sobre violaciones de derechos humanos. La representación del PSOE lamentaba no poder frenar la iniciativa por falta de mayoría y conminaba a avisar a la Embajada cubana y al Alto Representante para la política exterior europea, Josep Borrell.

Como respuesta al email, una funcionaria del equipo de Moreno Sánchez advirtió que se avisaría a la Embajada castrista, lo cual ocurrió con prontitud. El propio viernes, y antes del anuncio formal de la inclusión del tema Cuba en el pleno, el pretendido parlamento del régimen de la isla, la Asamblea Nacional del Poder Popular, criticó la iniciativa y la calificó de “infamia” y una “maniobra” de “un reducido grupo de eurodiputados que responden a la agenda de Washington”.

“Pretenden que se adopte una resolución contra nuestro país, tergiversando la realidad que vivimos; tratan desesperadamente de quebrar los vínculos que nos unen a la Unión Europea y detener la implementación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación que se desarrolla en la actualidad sobre la base del respeto mutuo y la igualdad entre nuestros Estados”, alegó la denuncia oficialista cubana, compartida en el portal de la cancillería del régimen.

Otro eurodiputado que ha pedido explicaciones y criticado los nexos entre el PSOE y la dictadura antillana es Hermann Tertsch, militante de Vox.

Periodista y escritor, el español denunció en Twitter las relaciones del partido gobernante en su país con el gobierno dictatorial de Cuba y otros regímenes del continente americano, las cuales quedan evidenciadas en el artículo de Larrondo.

“Gracias a Javier Larrondo se confirma lo que sabíamos algunos, pero sin las brutales pruebas ahora sobre la mesa: el PSOE ejerce en Bruselas y la UE de agente, chivato, cómplice y brazo ejecutor de los criminales que gobiernan Cuba, Venezuela y Nicaragua”, afirmó el eurodiputado y miembro del Consejo Editorial del periódico La Gaceta de la Iberosfera.