Eurodiputado: acuerdo UE-Cuba ha servido para enriquecer al régimen

“Es un hecho trágico y vergonzoso que el Acuerdo entre la UE y Cuba solo ha servido para enriquecer a la cúpula del régimen”, lamentó el político y periodista español Hermann Tertsch
Canel, Raúl Castro y euros. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

El político y periodista español Hermann Tertsch, diputado al Parlamento Europeo, afirmó este 10 de mayo que el acuerdo entre la Unión Europea (UE) y el régimen cubano ha servido para “enriquecer” al castrismo.

“Es un hecho trágico y vergonzoso que el Acuerdo entre la UE y Cuba solo ha servido para enriquecer a la cúpula del régimen”, lamentó en Twitter el parlamentario continental por el partido VOX.

Según Tertsch, el pacto con el castrismo, además, contribuye a “enfurecer la represión por su mayor sensación de impunidad ante el desprecio de la UE hacia la disidencia y la oposición cubana”.

José Daniel Ferrer, coordinador nacional de la disidente Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) respondió a Hermann Tertsch: “Gracias estimado amigo por su firme compromiso con la defensa de los derechos humanos de nuestro pueblo”.


 

Dinero para el régimen, no para sociedad civil

De acuerdo con la organización no gubernamental Cuban Prisioners Defenders, la UE nuevamente donó recursos financieros al régimen de La Habana, pero reporta que se le destina a la sociedad civil.

La ONG explicó en una investigación publicada este 10 de mayo, que la Delegación comunicaba año tras año el “Seminario de la Sociedad Civil UE-Cuba” indicando que participaban organizaciones independientes cubanas, pero en la práctica esto nunca sucedía.

El documento “Cooperación Unión Europea-Cuba. Contribuyendo a la Agenda 2030 para el Desarrollo  Sostenible”, publicado por la Delegación de ese organismo en la isla, indica que el 8% de la Cooperación Cuba-UE se destina supuestamente a la sociedad civil. Más de 127 millones de euros que se destinaban, en el momento de publicación, a la colaboración con Cuba.

Específicamente, la Unión Europea tiene una partida de recursos financieros llamada “Programa Temático  Organizaciones de la Sociedad Civil y Autoridades Locales” de la Comisión Europea, y Prisioners Defenders ha analizado montos de ascienden a 2 millones 717 mil euros.

“El problema surge cuando la Unión Europea dispone de la definición oficial de sociedad civil”, agrega Prisioners Defenders.

Una de las iniciativas que beneficia al régimen de la Isla es el proyecto “Redes Irma”, con un monto de 1 millón 972 mil de euros, destinado a supuestas organizaciones de la sociedad civil, que al final son oficialistas: Federación de Mujeres Cubanas (FMC), Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (Cieric), Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (Actaf) y Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental.

Asimismo, fuentes del régimen de La Habana confirmaron a la ONG que los fondos son detraídos del presupuesto de las organizaciones beneficiarias eliminando otros costes, yendo el efecto neto de las divisas a las arcas del gobierno cubano.

No obstante, a finales de abril del 2021, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Común, Josep Borrell, dijo que aseguraría la participación de la sociedad civil independiente en la implementación del Acuerdo de Diálogo entre el bloque hemisférico y Cuba.

En una respuesta pública a parlamentarios de derecha, Borrell dijo que la sociedad civil “tiene un papel importante que desempeñar también en los diálogos políticos en el marco del PDCA”.

En el último encuentro, celebrado en febrero en La Habana, el gobierno cubano excluyó a las organizaciones People in Need y a Civil Rights Defenders del diálogo, a pesar de que los representantes de Bruselas pidieron que estuvieran presentes.

Borrell también aseguró que el Relator Especial de la UE para los Derechos Humanos, Eamon Gilmore, 'expresó su decepción' por las violaciones de derechos humanos en el país.