Policías cubanos aseguran que no utilizaron armas durante protestas

Dos policías cubanos entrevistados por el oficialismo, aseguran que no utilizaron armas durante protestas; pero las imágenes dicen lo contrario
Dos policías cubanos entrevistados por el oficialismo, aseguran que no utilizaron armas durante protestas; pero las imágenes dicen lo contrario
 

Reproduce este artículo

El Primer Teniente Youbel Laffita y el Teniente Coronel Omar Herrera declararon al Noticiero estatal que no utilizaron armas contra el pueblo durante las protestas del pasado 11 de julio.

En el reportaje oficialista, Laffita vuelve a encender el discurso de 'vándalos' y 'delincuentes' alegando que ellos eran agredidos con piedras y qué quedó con 'un riñón casi desprendido'. 

"Somos policías revolucionarios, que nos enseñó Fidel (Castro) y nuestro principio es cuidar al pueblo, salvaguardar la tranquilidad ciudadana. Nosotros no somos el enemigo, el enemigo está a 90 millas de acá", añadió el Primer Teniente.

Por su parte, Herrera dijo haber sufrido una fractura de cabeza tras el impacto de una piedra.

Ambos señalaron que tenían órdenes de no utilizar armas.

"Fue una indicación muy precisa de que no se empleara el arma de reglamento. De hecho, fuimos totalmente desarmados sin ningún otro aditamento que la fuerza moral que nos distingue", añadió el Teniente Coronel.

Imágenes del 11J muestran represión y disparos

Sin embargo, las imágenes y denuncias que llegan desde la Isla, muestran a la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y tropas militares disparando en ocasiones contra civiles.

María Ruano, residente en El Canal del Cerro, La Habana, recibió un disparo en la puerta de su casa durante las manifestaciones.

Su hijo, quien se identifica en redes sociales como Carlis Gomila, explicó a ADN Cuba que su madre se recuperaba de la herida, pero necesitaba antibióticos. La mujer recibió un disparo en la pierna izquierda, pero la escasez de medicamentos en el país le impide recibir atención completa.

También está el caso del cubano Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años, único civil fallecido en las protestas que reconoció el régimen de La Habana.

"A Diubis un policía en medio de la manifestación le disparó por la espalda, la bala le atravesó el pulmón y se alojó en el corazón", declaró un testigo a Diario de Cuba.

En la noche del 11 de julio y madrugada del 12 de julio, la policía y las ‘boinas negras’ ingresaron armados a los barrios, con carros y autobuses blindados. Videos y reportes sobre todo en la capital del país, muestran golpes con palos, disparos y detenciones a personas que se encontraban en sus viviendas.

Recordemos que ese mismo día, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, dijo en cadena nacional que "la orden de combate está dada, las calles son de los revolucionarios".