A pesar de la escasez Cuba invierte en la producción de camarones para exportar
En medio de la crisis alimentaria que vive Cuba, el régimen invierte en la producción de camarones para exportar mientras le vende croquetas al pueblo
A pesar de la escasez Cuba invierte en la producción de camarones para exportar

En medio de la crisis alimentaria que atraviesa Cuba la Unidad Empresarial Cultisur de la provincia de Camagüey invertirá en la cría de camarones para la exportación. El pueblo cubano asume a diario la escasez de alimentos que se ha agudizado durante la pandemia.

Esta institución estatal prevé invertir en 10 hectáreas de cultivo de camarón para lo que resta de año. Según datos de la agencia oficialista Prensa Latina esa provincia cubana genera aproximadamente el 30 por ciento del marisco exportado por la Isla hacia los mercados de Asia y España. 

El objetivo de tal programa inversionista es asegurar uno de los renglones exportables del país. El costo total asciende a más de 889 mil pesos cubanos y más de 100 mil en moneda libremente convertible informó a PL Reinerio García, inversionista de Cultisur.

También este plan incluye la reparación de naves y estanques y el incremento del número de larvas para la cría.  El plan anual de producción de la entidad contemplaba una producción de más de mil 785 toneladas para finales de año.

 La jefa del Grupo de Calidad dijo a PL que “La mayor parte del resultado va dirigido a la comercialización en el turismo y la exportación, por tal motivo 'tenemos un sistema integrado, avalado por normas cubanas e internacionales de calidad e inocuidad”.

En el pasado mes de abril, ADN Cuba reportaba que una empresa cubana exportaba camarones mientras producía masa de croqueta y clarias para el pueblo. La emisora oficialista Radio Cadena Agramonte anunciaba que la Empresa Pesquera Industrial de Santa Cruz del Sur (Episur), elaboraba “variados productos destinados a la población de la capital provincial y otros territorios” mientras que pesca y procesa mariscos y pescados de calidad para venderlos a países foráneos. Episur produce al día cerca de 10 toneladas de camarón de cultivo para la exportación. 

Otras especies marinas como el pargo, la cubera, la biajaiba y la rabirrubia también son destinadas para el consumo turístico y el mercado exterior. Los peces de menor tamaño son excluidos de la comercialización.

A finales de mayo, como parte del show mediático que son los decomisos para el régimen, se informaba en Sancti Spíritus de la receptación de más de 500 kilogramos de camarón y 258 de colas de langosta.

La escasez en Cuba no es privativa del sector alimentario, sino que se extiende a otros como el aseo, pero desde mucho antes de la propagación de la pandemia. En fechas recientes ocurrió una manifestación en el municipio de Moa, en Holguín, precisamente por la ausencia de los productos de mayor necesidad. Ese territorio estuvo dos meses sin abastecimiento de ningún tipo hasta la denuncia de sus habitantes, que llamó la atención de los medios independientes y del gobierno local.