Nuevas medidas: frijoles para los pobres y tiendas en dólares para los ricos
Cada grupo social tiene su propia visión de las nuevas medidas económicas, en dependencia de su poder adquisitivo
 

Reproduce este artículo

¿Qué les espera a los cubanos, en dependencia de su nivel adquisitivo, con las nuevas medidas del gobierno? Esa pregunta se la hacen muchos en este momento, porque la retórica de los jerarcas castristas ayer en la Mesa Redonda no borró la impresión de que afectaran a cada grupo de modo diferentes.

El usuario que se identifica como Le Petit Prince en Twitter tiene su propia versión de cómo lo ve cada grupo.

“Lo que entendió cada cubano hoy según su gama económica:

- Alta: Van a quitar el gravamen al dólar y crear la base para las PYMES.

- Media: Van a vender productos de primera necesidad en divisas extranjeras.

- Baja: Van a dar dos libras más de arroz y media más de frijoles”.

 


Después de rumores sobre las nuevas medidas económicas, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel y otros jerarcas del régimen aparecieron la víspera en público para confirmarlos y explicar en qué consisten las nuevas medidas económicas que prepara el gobierno de la Isla.

El mandatario tanto como el ministro de Economía, Alejandro Gil, aseguraron que la venta de alimentos en CUP y CUC se mantendrá. Al mismo tiempo, se abrirá la venta de productos de “media y alta gama” en moneda libremente convertible (MLC), es decir, divisas. En efecto, entre ellos están artículos de limpieza y alimentos.

El próximo lunes 20 de julio a los cubanos que puedan pagarlos se les permitirá adquirir productos de alimentos y aseo de “gama media y alta” en moneda libremente convertible (MLC), sobre todo en dólares estadounidenses, mediante una tarjeta bancaria.

La medida llega en medio de un desabastecimiento generalizado y enormes colas para adquirir suministros que ahora serán concentrados en 72 establecimientos y centros comerciales en todo el país, pertenecientes a las empresas estatales Tiendas Caribe y la Corporación Cimex.

El avance del dólar en las tiendas estatales no termina aquí. Según las fuentes oficiales, en una segunda etapa a partir del mes de agosto y lo que resta de año se incorporarán, otro grupo de unidades, “haciéndolo extensivo, además, a otras familias de productos como confecciones y calzado; tejido y sedería; muebles y útiles del hogar”.

De ellas, corresponden a Cimex 30 unidades comerciales, 24 de ellas de alimento y aseo; y seis de ferretería. En la capital serán ocho unidades, acotó Oroza Busutil.

Las ventas se realizarán a través de las tarjetas magnéticas, ya sean nacionales o internacionales aceptadas en Cuba. Según el empresario los productos de “línea económica” –altos en comparación con los salarios en Cuba–, principalmente de alimentos, aseo e higiene, “se continuarán vendiendo y asegurando en la red del comercio” en pesos cubanos y CUC.