Muere la madre del espía cubano Fernando González

Medios oficialistas informan sobre la muerte de Magali Llort Ruiz, madre del espía cubano Fernando González Llort
Medios oficialistas informan sobre la muerte de Magali Llort Ruiz, madre del espía cubano Fernando González Llort
 

Reproduce este artículo

Este 23 de septiembre falleció Magali Llort Ruiz, madre del espía cubano Fernando González Llort y una de las impulsoras de su liberación, informaron los medios oficialistas sin dar detalles de las causas del deceso.

Según publicó Cubadebate, Llort Ruiz fue muy activa pidiendo al gobierno de EE.UU la liberación de los cinco espías cubanos infiltrados en ese país desde inicios de la década de los 90.

Trabajó  durante más de 30 años en el Banco Nacional de Cuba. Fue diputada de la VII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular. Recibió de manos del fallecido dictador cubano Fidel Castro Ruz, la orden Mariana Grajales el 8 de marzo de 2002.

También recibió la Medalla 23 de Agosto, distinción honorífica de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

La muerte de Magali Llort Ruiz ocurrió mientras su hijo el espía Fernando González Llort, presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), se encuentra de visita oficial en España.

La agencia oficialista Prensa Latina confirmó que se ha reunido con políticos defensores del régimen de La Habana, como Enrique Santiago, líder del Partido Comunista de España y Secretario de Estado para la Agenda 2030.

 

Foto: Prensa Latina

Foto: Prensa Latina

 

González Llort se reunió con José María Álvarez Suárez, secretario general de la Unión de los Trabajadores de España; y con la vocera del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) María Olga Alonso.

Como parte de una gira por Europa, González Llort visitó Portugal, Bélgica y Francia.

Los cinco espías cubanos René González, Ramón Labanino, Fernando González, Antonio Guerrero, y Gerardo Hernández, graduados del Instituto de Relaciones Internacionales de La Habana, fueron detenidos en 1998 en Estados Unidos. 

Recibieron penas que iban desde los 10 años de prisión hasta cadena perpetua.

González Llort, Hernández, Guerrero y Labaniño fueron liberados en 2014 como parte de una operación de intercambio de presos en el contexto de la visita del expresidente de EE.UU Barack Obama a la isla. René González fue liberado en 2011 en Florida, pero no pudo regresar a Cuba hasta cumplir un periodo de libertad supervisada