Díaz-Canel llora en Twitter y culpa al exilio de Miami por derrota en béisbol

A Díaz-Canel le dio por 'llorar' en Twitter y culpa al exilio en Miami de las derrotas del equipo de Béisbol
A Díaz-Canel le dio por 'llorar' en Twitter y culpa al exilio en Miami de las derrotas del equipo de Béisbol
 

Reproduce este artículo

El gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel dio una 'perreta' en Twitter este 2 de junio y culpó al exilio de Miami por la eliminación del equipo de béisbol para las Olimpiadas de Tokio.

Casi llorando, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) quiso responsabilizar de la inferioridad de la pelota cubana a los compatriotas del exilio que asistieron a los partidos con legítimas consignas.

"Al escribir la historia de estos días desafiantes, habrá que dedicar un capítulo a la hombrada del equipo Cuba. Hostigados de modo vil por un puñado de mercenarios, nuestros peloteros han puesto la dignidad en lo más alto. Han hecho más visible la desvergüenza del adversario", comentó en su Twitter oficial este miércoles.

 

 

Este 31 de mayo, durante el juego de béisbol entre Cuba y Venezuela, celebrado en la Florida, carteles denunciando la dictadura cubana, a favor del artista opositor Luis Manuel Otero y arremetiendo contra el presidente castrista, se vieron a través de la televisión estatal.

Se notó así la molestia de comentaristas deportivos y funcionarios castristas por no poder censurar la transmisión internacional.

Seguramente la consigna más destacada fue la de "Díaz-Canel sing...", detrás del home plate, que apareció durante varios segundos en las pantallas de los cubanos dentro de la Isla.

El partido finalizó con derrota para el equipo de Cuba, pero hubo, sin dudas, un triunfo simbólico en la lucha por la libertad.

Horas después del evento, la oficialista Federación Cubana de Béisbol (FCB), protestó por 'irregularidades' que considera 'inaceptables' en el torneo preolímpico de las Américas.

La FCB publicó un pronunciamiento dirigido a la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), mediante el cual asegura que "personajes contrarios al espíritu propio de un evento deportivo" atentaron "contra la concentración del equipo".

El juego de este 1 de junio contra Canadá igualmente terminó con marcador desfavorable para la Isla y confirmó su eliminación camino a Tokio.