Lituania acoge a cubano deportado de Bielorrusia por oponerse a Lukashenko

Roberto Casanueva, opositor a los regímenes de Miguel Díaz-Canel y Alexandr Lukashenko, fue acogido por Lituania tras su expulsión de Bielorrusia con orden de deportación a Cuba
Díaz Canel, Lukashenko y el disidente cubano Roberto Casanueva. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Roberto Casanueva, artista opositor a los regímenes de Miguel Díaz-Canel y Alexandr Lukashenko, fue acogido este mes por Lituania tras su expulsión en diciembre de Bielorrusia con orden de deportación a Cuba.

El cubano de 55 años residía en Bielorrusia desde hace 3 décadas. Allí tiene hijos –uno de ellos menor de edad– y una carrera como reconocido diseñador gráfico. Pero se manifestó en Minsk contra el dictador Lukashenko, aliado del gobierno comunista de La Habana, y lo castigaron con prisión, la orden de marcharse y el peligro de ser reenviado a la isla.

“Fui rescatado desde Rusia, adonde me habían enviado después de que me sacaron de prisión en Bielorrusia. Tenía solamente un mes para estar en Moscú sin registrarme y en ese tiempo contacté a Andrej Stryzhak, directivo de la Fundación BYSOL, y con la ayuda también de otras organizaciones como Freedom House, obtuve una visa humanitaria para viajar a Lituania”, dijo Casanueva a Radio Televisión Martí.

La Fundación BYSOL y otras entidades gestionaron que el cubano viajara a Vilnius, capital lituana, donde está seguro desde el 8 de enero. “Roberto Casanueva ha sido evacuado y está a salvo en Lituania. Gracias a todos los que participaron en esta operación”, declaró Andrej Stryzhak en Facebook.

“Ahora Roberto no corre peligro y será su primera buena noche de paz en mucho tiempo”, añadió el directivo de BYSOL.

Casanueva participó en 2020 en las masivas protestas contra la ratificación de Lukashenko como presidente (gobierna Bielorrusia desde 1994), tras unas elecciones calificadas de fraudulentas por la oposición. Fue enviado un año a prisión y luego de su excarcelación, en noviembre de 2021, le prohibieron entrar al país al menos en los próximos tres años.

Al no existir vuelo directo desde ese país a Cuba, las autoridades lo enviaron a Rusia con un permiso de estancia de 30 días, que implicaba el riesgo de ser enviado a la isla al término de ese plazo.

“No tengo nada de qué avergonzarme, ni me arrepiento (…). Los resultados de las elecciones en Bielorrusia fueron fraudulentos y la violencia desatada por el gobierno de Lukashenko es inédita: miles de personas detenidas, golpeadas, hubo muertos y eso no tiene justificación”, declaró a Radio Televisión Martí.

“El régimen de Cuba controla a las masas con palabritas, con cancioncitas, diciendo las mismas mentiras. La situación en Bielorrusia es difícil, pero la de Cuba es peor. Tendríamos que multiplicar muchas veces la situación en Bielorrusia para calcular, realmente, como es la de Cuba”, añadió Casanueva.

Como Bielorrusia, Lituania es una república exsoviética que se independizó de Moscú en 1991. Tiene relaciones diplomáticas con Cuba desde 2013, pero no abrió embajada en La Habana.

El 30 de junio de 2021 el Parlamento lituano votó de forma unánime una resolución de condena al régimen comunista de Cuba por la represión y la persecución de activistas, al tiempo que expresó su apoyo al rapero Maykel Castillo Pérez (Osorbo) y otros presos políticos.