"Regulan" a sindicalista independiente en Cuba

Según CubaNet, Mateo Moreno acudió el 19 de enero a oficinas del Estado para conocer su estatus migratorio y le notificaron que estaba “regulado”.
Mateo-Moreno.jpg
 

Reproduce este artículo

Autoridades cubanas impusieron una restricción de salida al sindicalista independiente Mateo Moreno Ramón, exdirector de la Asociación Cubana de Pequeños Emprendedores, informó este 26 de enero CubaNet.

Moreno, quien tenía pasaje para viajar a Colombia el 20 de enero, acudió el 19 de enero a oficinas del Estado para conocer su estatus migratorio, y allí le notificaron que estaba “regulado”, eufemismo utilizado en Cuba para referirse a las personas con impedimento de salida por motivos políticos.

“Allí supe que estaba regulado, que no podía renovar mi pasaporte ni hacer ningún otro trámite migratorio. Así de simple. Me hicieron saber que estaré preso dentro del país hasta que a ‘alguien’ se le ocurra levantar la restricción”, dijo el opositor al medio independiente.

En la oficina de Atención a la Ciudadanía pudo conocer que en 2018 el departamento de Contrainteligencia de la Seguridad de Estado le había declarado como “persona de interés social”.

“Todo viene a raíz de una asesoría que varios miembros de la asociación recibimos en Colombia. En 2018 el Instituto Nacional de Estudios Sociales (INES) nos invitó para aprender sobre emprendimiento, pequeños negocios y otros aspectos relacionados con economía, junto a otros emprendedores de América Latina. No tenía nada que ver con política, pero aquí todo lo politizan”, explicó.

Según CubaNet, la “Asociación Cubana de Pequeños Emprendedores fue creada en 2018 por un reducido grupo de cuentapropistas, pero en pocos meses logró aglutinar a decenas de trabajadores privados. Entre sus emprendedores militan abogados, doctores y otros profesionales”.

Desde su creación, son múltiples las agresiones de la Seguridad de Estado contra los afiliados de la asociación. En 2019, fuerzas policiales invadieron el domicilio de la que entonces era suegra de Moreno y le fueron decomisadas mercancías por valor de 10 000 dólares.

“Todo tenía sus papeles, porque fueron compradas al Estado. Pero dijeron que era acaparamiento y no se pudo recuperar nada. Poco después supimos que las estaban vendiendo en un quiosco de la Terminal de Trenes de la Habana Vieja. En Cuba la libertad es un mito, no existe, somos esclavos, aunque a veces no nos percatemos”, concluyó Moreno.