Cubanos emigrados y exiliados, motivos para el desentendimiento
Son muchos los cubanos exiliados o emigrados que no quieren saber de Cuba o visitarla. ADN Cuba conversó con algunos que quisieron exponer los motivos de su desentendimiento
Cubanos que quieren viajar
 

“Prefiero no ver más nunca a mi familia que tener que ir a Cuba para que el gobierno aquel me trate como una mierda o abuse de mí como cubano residente en otro país”.

Esas fueron las palabras de Ernesto, quien hace más de seis años vive en Hialeah, Estados Unidos, y asegura que solo ha ido a la isla una vez y que no quiere volver a pisar la tierra que le vio nacer.

“Es una cuestión de dignidad. No se trata de orgullo, ni de que si yo soy rico aquí, porque no lo soy, o si le mando dólares a mi familia. No quiero contribuir a que el gobierno de los Castro se haga millonario con mi dinero ni con el de mi familia”.

“Yo sé que en Cuba hay miles de oportunidades -continúa diciendo- para personas como yo que vivimos fuera y podemos montar algún negocio y es un dinerito que nos entra de más o a nuestra familia que aún se encuentra allá, pero no me da la gana. De Cuba no quiero saber nada”.

Yaris tiene 22 años y vive en Estados Unidos desde que tenía dos. Según ella, en Cuba no se le ha perdido nada.

“Escucho a mi familia opinar sobre la situación actual de Cuba, pero como no recuerdo mucho o nada de lo que viví allá, veo en las noticias que todo está tan malo y pues no es de mi interés visitar el país”.

“Por lo que veo, es injusto todo lo que están haciendo allí. Acabaron con un pueblo que desde el año 1959 no ha tenido derecho a nada. Solo tiene un deber y es alimentar el ego y los bolsillos de quienes dirigen el país”.

“Mi familia tuvo que emigrar de Cuba en el año 1974 debido a la presión que ejerció el gobierno en ellos, ya que antes de la Revolución eran propietarios de un negocio familiar de telas y teníamos un bazar en La Habana”, cuenta a ADN Cuba Antonio Díaz Villegas, quien emigró a Estados Unidos en 1998.

“Se apropiaron de todo lo nuestro. Nos dejaron con una mano delante y la otra detrás ¿Tú crees que con ese resentimiento e impotencia con el que vivimos en mi familia nos dan ganas de regresar, aunque sea de visita?”.

Estados Unidos no es el único país al que emigran los cubanos decididos a abandonar la isla y nunca más regresar. El segundo destino es España, la Madre Patria, como muchos le llaman, porque ha acogido a miles de cubanos.

Adelit Martín es una de esas cubanas que se fueron de Cuba y que nunca más quisiera regresar por miles de motivos.

“No son excusas baratas como muchos me dicen. Son cosas que duelen en el alma porque yo sin Cuba no puedo estar, pero prefiero no regresar jamás porque no quiero ver en lo que han convertido a mi país”.

“Yo sé que, desde aquí, no se lucha como deberíamos, pero es nuestra trinchera de guerra. Hay que respetar a la persona que no quiera regresar a su país por x o y motivos, porque todos tenemos razones de sobras para estar aquí”.

“Si en Cuba pudiera vivir libremente, manifestarme cuando algo anda mal, vivir dignamente como un ser humano, y no me refiero a ser millonaria porque no todos nacimos con esa suerte -cuenta risueña-, si el estado nos asegurara un nivel de vida digno, pues yo creo que millones de cubanos no tendríamos la penosa necesidad de abandonar nuestra patria, esa que extrañamos desde que comienza nuestra faena diaria hasta que nos dormimos”.

“¿Tú crees que a mí me gusta estar aquí lejos de mis hijos, nietos, mis hermanas y que ellos tengan que esperar a que yo pueda mandarles aunque sea 50 euros para que puedan vivir un poquito mejor? Obvio que no me gusta, pero lo prefiero antes de regresar allá y vivir sin libertades”.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en 2019 un millón 558 mil 312 cubanos, el 13,57 por ciento de la población, vivía fuera de la isla.

El estudio de la OIM, hecho para las Organización de las Naciones Unidas (ONU), confirma a Estados Unidos como el país con mayor número de migrantes cubanos. La norteña nación acoge a un millón 252 mil 37 de cubanos y es seguida, de lejos, por España, donde residen 132 mil 378 oriundos de la isla.

Los isleños no tienen miramientos a la hora de emigrar y lo mismo residen en otros países del primer mundo como Alemania y Reino Unido, que en algunos inusitados donde nadie esperaría encontrar cubanos como Rumania y Timor, donde residen 55 y 114, respectivamente.

El Top 5 de países donde más cubanos hay lo completan Italia, con 34 mil 57, México, 18 mil 111, y Canadá, 15 mil 509.

“Me da mucha lástima decirlo -termina diciendo Adelit-, pero el éxodo de los cubanos seguirá existiendo mientras que en Cuba no haya un gobierno digno y que en verdad respete los intereses del pueblo y no los de los dirigentes. Mientras eso no cambie, miles de cubanos optaremos por no volver allá, es nuestro derecho y lo tenemos fundamentado sobre muchísimas bases”.