Barrio de Guantánamo lleva más de 20 días sin agua en medio del COVID-19

Un barrio de Guantánamo lleva más de 20 días sin agua en medio de la pandemia de COVID-19
Un barrio de Guantánamo lleva más de 20 días sin agua en medio de la pandemia de COVID-19
 

Reproduce este artículo

Los problemas con el suministro de agua potable continúan siendo una constante para el pueblo cubano, con regiones que sufren la falta del vital líquido hasta por espacio de un mes o más, sin que las autoridades le den una solución.

Un ejemplo de esto es la denuncia que en Facebook, y desde la provincia de Guantánamo, hace el usuario que se identifica como Chenko Chenkito, quien reclama que en el Reparto Pastorita, donde vive, pero principalmente en su cuadra, este 29 de marzo ya contaban casi 20 días sin agua.

"Llevamos ya casi 20 días sin agua y solo una cabrona pipa ha venido a abastecer, mi familia cargando agua como mulos y yeguas, mi mujer pasando trabajo para limpiar la casa, mis hijos bañándose a duras penas, ahorrando para tomar y velando el mínimo chorro", escribió Chenko.

Así mismo señaló que "pedí explicación por este medio el 22, día mundial del Agua coincidentemente, y aun nadie me ha dado una respuesta, luego no se llenen la boca de decir que este no es un reclamo legítimo, díganme entonces cómo y cuál es la manera de hacernos escuchar".

Luego de esto se dirigió al Primer Secretario de la provincia y "ministros correspondientes", pero también a la empresa de Acueducto y Alcantarillados, para preguntarle: "¿Cuántos días más tenemos que seguir pasando el mar por el fondo en este barrio, y más que eso, cuántos días más hasta que mi paciencia y la de otros se agote y exijamos de otra manera entonces?".

De igual manera explicó que ya varios vecinos han estado llamando "por teléfono al 'gobierno' y utilizado los medios correspondientes de buena fe pero no me pidan que les siga el jueguito por mucho más tiempo ok", y lo dijo como evidencia de que las autoridades han hecho caso omiso de esta situación.

Al final de su denuncia Chenko refirió que él es un joven artista "integrado a la sociedad y a un centro laboral, tengo una familia he hijos, no tengo miedo a ejercer mi derecho de ciudadano, vivo en cuba y (ojo) para que conste 'nadie me paga'", y acota esto porque es costumbre del castrismo deslegitimar cualquier reclamo de la población con el cacareado cuento de que todo el que alza su voz, solo lo hace porque está siendo pagado por el gobierno de los Estados Unidos, y que por tanto, no se le puede prestar atención.