Madre pide ayuda para salvar a su hijo con tumor cerebral
Caleb Rodríguez López, de tres años y oriundo de Guantánamo, padece de un meningioma que le comprime el hipotálamo, el nervio óptico, y la arteria carótida
 

Reproduce este artículo


Una madre reclama la remisión de su hijo a hospitales extranjeros para salvar su vida. Caleb Rodríguez López, de tres años y oriundo de Guantánamo, padece de un meningioma que le comprime el hipotálamo, el nervio óptico, y la arteria carótida.

Según explica su madre, Tatiana López Romero, el tumor a pesar de ser benigno, le impide a Caleb caminar, hablar y otros daños neurológicos difíciles de estabilizar.

“La doctora me dijo que la cirugía es complicada y que puede morir durante la misma, por eso no me voy a arriesgar a hacerlo. Pero sé que en otros lugares del mundo debe de haber técnicas operables para retirar un poco de tumor”, comenta López Romero.

El equipo médico del hospital pediátrico habanero Juan Manuel Márquez le informaría que el tumor de Caleb es de bajo grado de malignidad, pero que se comporta como si fuera maligno por el lugar en que se encuentra ubicado en su cerebro.

“El tumor también le ha provocado una midriasis en la vista, y según los médicos es una cirugía complicada pues las zonas donde está ubicado no se deberían tocar porque puede provocarle la muerte. Mi hijo no habla, ni camina, incluso tiene su intelecto afectado también”, lamenta López Romero, que personalmente se ha puesto en contacto con el personal del hospital Saint Judes, en los Estados Unidos, pero le explicaron “que allí atienden cáncer pediátrico, no tumores”.


“A pesar de ello, los especialistas del Saint Judes pidieron un resumen del diagnóstico de la enfermedad echa por el médico aquí en Cuba, y que se comunicaran ellos personalmente con el departamento del hospital de los Estados Unidos. Pero mi médico dice que eso es puro capitalismo, como que tiene miedo que salga su nombre, tú sabes cómo es la política”, cuestiona López Romero, quien también es madre de otra menor de nueve años.

“Pero hay otros lugares, otros hospitales, ese no es el único. Sabemos que existe una radio cirugía que se llama Gamma Knife; es una cirugía sin abrir, y no daña tejido sano. Conozco pacientes que se lo han hecho y han salido vencedores. A lo mejor se lo puede hacer, no sé, o habrá otras opciones, pero debe haber porque nosotros aquí sí tenemos atraso en este sentido”.


La madre de Caleb se queja además de que estas gestiones las ha hecho personalmente, porque “en Cuba no orientan a nadie de las cosas, uno se entera en la calle o por las mismas redes sociales”.

“Sé que la Gamma Knife cuesta miles de dólares, pero haría lo que fuera para salvar a mi hijo. Fui yo quien lo traje al mundo, y nadie más que yo está interesada en curarlo. Sufro intensamente lo que le sucede a mi hijo, y aunque tengo otra niña de 9 años quiero a mi hijo vivo, no lo quiero perder”.

Caleb fue diagnosticado del meningioma desde marzo de 2018. Actualmente está ingresado en el Juan Manuel Márquez, donde definitivamente no lo van a operar.