Madre de presunto miembro de “Clandestinos” niega acusaciones contra su hijo
Panter Rodríguez es uno de los presuntos miembros del grupo Clandestinos arrestados por el régimen cubano. La madre de Rodríguez negó a ADN Cuba que su hijo fuese parte del grupo
Panter Rodríguez Baró. /Foto: Facebook.
 

Panter Rodríguez Baró, de 44 años, es uno de los supuestos miembro del grupo que se identifica en redes sociales como “Clandestinos”, que fue arrestado recientemente por el régimen y acusado de derramar sangre de cerdo sobre bustos de José Martí en La Habana.

Amigos cercanos a Rodríguez Baró confirmaron a ADN Cuba que este jueves su madre esperaba para verlo en la prisión desde horas de la tarde, pero alrededor de las 8:00 pm, le informaron a la familia que no podría verlo porque estaban “fumigando la prisión”.

“Ayer cuando fueron a visitarlo y no pudieron verlo, cogieron a la hija allí adentro y la interrogaron”, agregó uno de los amigos de Panter, quien señaló que las autoridades están coaccionando a los familiares para que “no hablen, no digan nada a la prensa y se estén tranquilos”.

Esto último fue comprobado por ADN Cuba, cuando nos comunicamos vía telefónica con la madre del acusado.

“Yo no quiero hablar absolutamente nada, yo no quiero ningún tipo de problemas, porque a mi hijo lo están acusando de una cosa que no hizo, y nosotros no queremos ninguna situación (…)”, dijo la mujer, y precisó lo que desea es que se aclare todo “a ver si ya lo acaban de soltar”.

“Él no tiene nada que ver con eso; yo estoy atormentada y lo que quiero es que acaben de soltar a mi hijo porque lo están acusando de algo que no es”, insistió la madre de Rodríguez Baró, y dijo que hasta el momento sabe que su hijo está bien, aunque aún no ha podido verlo.

Sus amigos cuentan que “el Panter” es padre de familia, tienes dos hijos adolescentes y fue parte de la Manifestación independiente contra la Violencia que se realizó el 6 de noviembre de 2009 desde la céntrica calle G hasta L en La Habana.



De acuerdo con las fuentes consultadas, Rodríguez Baró fue parte del movimiento de Hip Hop en Cuba y es muy querido por todos en ese colectivo.

“Trabajó con nosotros como asistente de producción, nos ayudaba con todo cuando teníamos conciertos”, reveló a ADN Cuba el rapero Silvio Liam Rodríguez (Silvito el Libre).

Por otra parte, la activista y artista cubana radicada en Miami, Ana Olema— también cercana al movimiento de Hip Hop cubano— denunció el arresto como una maniobra del régimen. “A nuestro amigo Panter lo quieren acusar falsamente una vez más”, escribió en Facebook.


#GranmaSiempreMiente A nuestro amigo Panter lo quieren acusar falsamente, una vez más!! #BastaYa 🌻🇨🇺🌻

Posted by Ana Olema on Wednesday, January 8, 2020

Desde febrero de 2019, Ana Olema venía denunciando acoso policial, y “racismo de estado”, contra el mismo al que ahora el régimen acusa de profanar bustos de Martí. Según el testimonio de Rodríguez Baró en aquella ocasión, la policía primero le retiró el carné de identidad en la calle, y luego, otro día, lo apresó por andar sin identificación. Entonces le levantaron una acusación por “intento de robo”, solo por llevar consigo un destornillador. Los agentes alegaron que la herramienta era “para robar” o para usarla como arma blanca.

“Me acusan de contrarrevolucionario por decir lo que pienso y por no estar de acuerdo con el gobierno. El único delito mío es tratar de poner un plato de comida para mi familia”, señaló en su testimonio, que fue compartido por la activista.

“La dictadura debe saber que Panter no está solo porque aquí estamos todos sus amigos para alzar la voz por él”, escribió Ana Olema en aquella ocasión.

 

 

Desde el primer día de enero de 2020, el grupo Clandestinos ha generado gran controversia en Cuba, sobre todo en el ámbito de las redes sociales, al compartir imágenes y videos de lo que algunos consideran una profanación hacia la figura de José Martí, y otros una acción legítima de protesta contra el castrismo. 

En uno de los extremos se han registrado incluso opiniones que piden hasta “paredón” para los supuestos miembros de clandestino.

 

 

Además de Rodríguez Baró, las autoridades del régimen arrestaron al ciudadano Yoel Prieto Tamayo, de 29 años, por su presunta pertenencia al grupo responsable de esparcir sangre de cerdo sobre bustos e imágenes de José Martí.