Es una humillación y un abuso”: Cubana critica al régimen por las nuevas tiendas en dólares
Siguen las críticas al régimen por las nuevas tiendas en dólares. Ahora una cubana explota en redes y dice que es una humillación y un abuso
Es una humillación y un abuso”: Cubana critica al régimen por las nuevas tiendas en dólares
 

Reproduce este artículo

La apertura de las tiendas en divisas no para de levantar malestar entre los cubanos. La usuaria de facebook Ariamna de Miguel mostró su indignación a través de un post donde compartió las palabras de un amigo.

Las letras en mayúsculas en cualquier publicación llaman la atención y significan para cualquiera un grito, una muestra de rabia. El post comienza diciendo: ......BASTA YAAAA!!! Y hace un llamado a que artistas y profesionales se manifiesten sobre las nuevas tiendas en dólares. 

De Miguel lanza la pregunta: ¿Cómo se puede tener el descaro de manipular y decidir cuando se tiene a un país pasando hambre? Y la respuesta es el grito de muchos acá adentro: “No se puede hablar de planificación estratégica, o de estudio de mercado, o de marketing cuando se han tenido los insumos y alimentos retenidos a un pueblo a costa de su miseria y su necesidad, no se puede engañar así a todo un país, un país lleno de profesionales y de trabajadores que no paran de partirse el lomo y de "inventar" para poner un plato de comida en la mesa”.

En Cuba el desabastecimiento es plato fuerte, sin embargo los establecimientos habilitados para vender alimentos y aseo en divisas amanecieron repletos. El pueblo se interroga sobre el lugar de procedencia de estos productos y el gobierno a través de una de sus funcionarias dijo que todo había llegado al país en 48 horas como para demostrar una eficiencia que no existe.

Esta internauta también cuestiona esto:
“¿Qué tiempo lleva planificar todo el suministro y abastecimiento, almacenaje y distribución, de todos esos productos ocultos?
Más de 5 meses... no es una suposición, es un hecho, debería pronunciarse al respecto el Ministerio de Economía y Planificación, los Doctores en Economía y profesores de la Universidad de la Habana. Preparar todo incluso con un sistema de tarjetas preparadas con depósitos directos en USD, la cadena de suministros, logística, transporte, seguridad bancaria. Mientras más lo analizas más desprecio y más asco dan todos los dirigentes empezando por Díaz-Canel que sale en la mesa redonda explicando la nueva "solución" hablando de igualdad, solidaridad y sacrificio. Hay que preguntarle quién le va a depositar los USD a él en la tarjeta, porque en Cuba no se cobra en USD, que explique, además, si en ningún otro lugar hay arroz, o café, o carne, o queso...por no hablar de detergente o productos de limpieza, donde compran entonces las cosas en casa del presidente y de su camarilla que se ríen con sus ideas de las dificultades del pueblo cubano, dónde las compran, que mi madre no las ha podido encontrar, ¿Cómo hacen?”.

Los dirigentes del régimen no escapan de esta crítica, el post les increpa porque no hacen colas ni viven lo que vive el cubano común: 

“Es una humillación y un abuso pero mayormente es una burla a los profesionales cubanos, que de más está decir que son la clase social más baja en Cuba, las personas que estudiamos, que pasamos y nos graduados de la universidad, a los economistas, los logísticos, a los ingenieros, a los profesores universitarios, a todos... es una burla cruel y desmesurada a todos, pero a su vez es una muestra que la dictadura cubana va en caída, con un sistema económico obsoleto e insostenible y cuando la situación llega a este punto de inestabilidad no existe solución posible, solo errores tras errores... como éste que acaban de cometer que no es más que una medida desesperada con la idea de provocar una agudización de la miseria en medio de una pandemia para recoger los dólares de los que mantienen el país que son los cubanos de afuera”.

Por ultimo dice que “Cuba necesita un cambio, pero un cambio total y los primeros que sobran son ustedes, los dirigentes. A los cubanos de a pie, a los que no tienen familia en el exterior, a los que sí la tienen, a los que como yo, tienen su familia en Cuba y hoy se sienten humillados, burlados, dolidos porque no hay peor insulto que subestimen la inteligencia de toda una nación, a todos... tengan la esperanza y la confianza de que la bola caliente se hace cada vez más grande, la caída es inminente y el piso está cerca”.

En los últimos días las redes sociales, medio actual para que los cubanos transmitan al mundo sus penurias a manos del régimen, han explotado con las impresiones sobre la nueva jugada del gobierno para acaparar dólares. No solo la oposición rechaza la medida sino la ciudadanía, la víctima de los desaciertos de la cúpula del poder en Cuba.