“Hay que subir las defensas”: Nelson Gudín enfrenta al coronavirus con un “nasobuco” miliciano
El actor y comediante cubano Nelson Gudín, conocido como “El Bacán de la vida”, sigue satirizando la vida en Cuba bajo el régimen castrista y ahora salió disfrazado de militar y con una mascarilla sanitaria que lleva el emblema de las Milicias de Tropas Territoriales
Nelson Gudín vestido de miliciano contra el coronavirus. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

El actor y comediante cubano Nelson Gudín, conocido como “El Bacán de la vida”, sigue satirizando la vida en Cuba bajo el régimen castrista y ahora salió disfrazado de militar y con una mascarilla sanitaria que lleva el emblema de las Milicias de Tropas Territoriales.

“En medio de la pandemia, hay que subir las defensas”, bromeó al publicar en su Facebook una foto con semejante estampa.

Se le ve todo verde oliva y con la boca bien tapada por las siglas de la fuerza militar, a la que obligan a inscribirse a muchos cubanos y por la que el régimen exige pagar periódicamente una cotización en dinero, fondos que nadie sabe en qué se utilizan.     

Con este chiste, Nelson Gudín satiriza la creciente militarización del país, con el pretexto de combatir el coronavirus en la isla. Las calles cubanas están llenas de policías y tropas del ejército, que han protagonizado abusos e imponen grandes multas ante la mínima interpretación de que los ciudadanos infringieron las normas de la dictadura.

El también médico y humorista que se identifica como Tony Ex-Flaco bromeó con el Bacán, que reside en Cuba, diciéndole que el régimen le caería arriba: “¡Sigue! Que te van a pedir los papeles del zinc del techo...”

Entre los aficionados a la obra de Gudín, quienes recibieron entre risas el chiste del comediante, su fanática Estrella Acosta Pérez le celebró: “me gustaría verte como Flor de Anís y todos tus personajes chistosos y cómicos… pero este está buenísimo”.

El Bacán se ha mantenido muy activo en redes sociales, haciendo en clave risueña la crónica diaria del cubano bajo el totalitarismo, y los sinsentidos de unos dirigentes que no padecen las penurias de los humildes.

El mes anterior, tuvo mucho éxito con un video publicado en su canal de YouTube en el compartió unos versos sobre la profunda escasez en la isla en tiempos de pandemia.

“Entre el hambre y la COVID / y tanto inescrupuloso / veo un futuro horroroso / negro con pespuntes grises / Ni en la corte del Rey Luis / hubo tanto desatino / y yo como campesino / en medio del desespero / ya le puse al Noticiero / la lámpara de Aladino”.

En otro video, que también se volvió viral en las redes sociales, el popular humorista ironizó sobre algunos de los máximos funcionarios del régimen cubano.

“No sé por qué está peor la situación de la gente / si de vicepresidente ahora hay un Salvador / Que se haga redentor como Cristo / y en el caso de que no quiera / ver su brazo clavado y con sufrimiento / que vaya hasta el Parlamento / que para ahorcarse hay un Lazo”.

Alude  al vicepresidente cubano, Salvador Mesa, y a Esteban Lazo, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Nelson Gudín, con experiencia como guionista de programas audiovisuales, poeta, dramaturgo y narrador, es conocido por reflejar en sus creaciones la amarga realidad de Cuba.

El Premio Nacional Caricato por Actuación en la Televisión (2007), generó hace unos años una gran polémica en la isla por su monólogo “Los problemas en Chipre” durante la celebración del veinte aniversario del Festival del Humor Aquelarre.

El Bacán hizo reír a todo un teatro con las verdades que hacen llorar a todo un pueblo día a día y jornada tras jornada. Según él “…los que vinieron a reírse se jodieron porque conmigo van a llorar”.

Y luego de repasar algunas de las penurias de “Chipre” concluyó: ¿Mima, y cuando fue que nosotros nos mudamos para acá para Chipre?”, culminado con un aplauso del público.