Nelson Gudín, el bacán de la vida, se burla de altos funcionarios cubanos con ocurrentes versos
El humorista cubano bromeó este sábado en unos ocurrentes versos con los apellidos de altos funcionarios cubanos y la actualidad crítica del país
Nelson Gudín
 

Reproduce este artículo

El humorista cubano Nelson Gudín, reconocido por su personaje del Bacán de la vida y otros más mientras participó en el gustado programa televisivo “Deja que yo te cuente”, bromeó este sábado en unos ocurrentes versos con los apellidos de altos funcionarios cubanos.

Entre las “víctimas” de las mofas de Gudín estuvieron el ministro de Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, el de Planificación, Alejandro Gil Fernández, y el de Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Para el bacán, en clave humorística, o quizás en apego a la realidad de la isla, los apellidos de esos dirigentes pueden explicar por sí mismos por qué va tan mal todo. Respecto a la agricultura, dijo en su poema “Apellidos que matan” que “Tiene lógica el mierdero/que existe en el suministro/de viandas, pues el ministro/de agricultura es ‘Rollero’”.

De manera similar, el poema, compartido por el humorista en su perfil de Facebook, alega que “si el actual derrotero/persiste en lo mercantil/llegaremos al tres mil/en similar situación/pues la planificación/está en las manos de un ‘Gil’.

Rollero o gil no son precisamente adjetivos que agraden a cualquier persona que se los pongan en Cuba. Sin embargo, Gudín, con su maestría para el humor crítico, misma que demostró en su monólogo sobre las peculiaridades de las noticias en la isla, se cura de espanto y culpa porque, en definitiva, se trata de los apellidos de los altos funcionarios del régimen.

Así, respecto al titular de la cartera que no acaba de despegar como al régimen le gustaría y necesita, en parte por su propia tozudez a no abrirse, rimó que: “Y la asamblea es tan terca/con sus ‘Malas’ decisiones/que dejó las inversiones/en manos de otro ‘Mal (mierca)’.

El humorista celebró el pasado 17 de agosto sus 55 años y lo hizo rodeado de humor en las redes sociales, pero en cuarentena total. “55 años con 55 filtros”, fue lo primero que escribió en una foto en su perfil personal de Facebook.

Luego se dedicó un poema en el que dijo: “Nací un martes, sin Comala sin los llantos de Federico escapando al futuro desde una pequeña pieza; sin golpes tan fuertes, ni odios, ni perros, ni cantos; nací un diecisiete sin estrellas desesperadas, sin París ni llovizna, sin el polvo a contraluz ni las columnas de Jesús del monte”.

Si bien no está tan presente como antes en las pantallas cubanas, el Bacán ha seguido haciendo reír con chistes y ocurrencias en sus redes sociales, donde, siempre mediante el humor, destaca como un agudo crítico de las principales problemáticas del país, entre ellas la escasez.