Peso cubano, la moneda más depreciada del mundo en 2021

De acuerdo con un análisis comparativo de la compañía Bloomberg, el peso cubano fue la moneda que más se depreció (-95,83%) entre el 1 de enero de 2021 y el 5 de enero de 2022
Peso cubano, la moneda más depreciada en 2021
 

Reproduce este artículo

El peso cubano fue la moneda que más se depreció en el mundo en 2021, de acuerdo con un análisis comparativo de la compañía estadounidense Bloomberg, dedicada a la asesoría y el análisis en materia financiera y bursátil.

Bloomberg analizó la depreciación de las monedas oficiales del mundo entre el 1 de enero de 2021 y el 5 de enero de 2022 y concluyó que el peso cubano se depreció en un 95,83 por ciento, cerca de 25 puntos porcentuales más que el dinar libio (-70.94%), la segunda moneda más depreciada, y 50 puntos más que la lira turca (-45.39%), la tercera.

Otras monedas con una marcada depreciación durante el período analizado fueron la gurda haitiana (-37,89%), el dólar surinamés (-33,71%), el afgani de Afganistán (-26%) y el kyat de Myanmar (-25,28%).

El marco temporal del análisis de Bloomberg coincide en el caso cubano con la aplicación de la llamada Tarea Ordenamiento, dirigida a lograr la unificación de monetaria y cambiaria en la isla, así como, según el régimen, a revalorizar la moneda nacional.

En la práctica, a un año de su inicio, la política gubernamental ha arrojado altos niveles de inflación que, sumada a la escasez crónica de alimentos y bienes de primera necesidad en la isla, ha desvalorizado aún más al peso cubano.

La tasa representativa del mercado informal de divisas en Cuba establecida por el medio independiente El Toque, a partir del cálculo de la mediana de 732 mensajes de oferta de compraventa de divisas en grupos de redes sociales, arroja que este sábado 8 de enero se requieren 73 pesos cubanos para comprar un dólar estadounidense.

Antes del 1 de enero de 2021, fecha de inicio del ordenamiento monetario y cambiario, e incluso con los agravantes a la crisis económica endémica de Cuba provocados por la pandemia de coronavirus, el dólar se equiparaba al extinto peso cubano convertible (CUC) y se podía adquirir en el mercado informal a la tasa fija gubernamental de 25 pesos.

A la inflación y la depreciación de la moneda oficial cubana se suma como elemento agravante del panorama económico de la isla la disminución de las reservas de divisas de Cuba en bancos internacionales.

Datos del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés) refieren que en el primer trimestre de 2020 tales reservas disminuyeron en 430 millones de dólares, al pasar de 2.950 millones a 2.520 millones.

Tal reducción, de un 15 por ciento, constituye una aceleración con respecto al ritmo de 2019, cuando las bajas trimestrales fueron de un cinco por ciento en promedio, y significa que, al menos en ese momento, el gobierno cubano erogaba cada vez más dinero de sus reservas e ingresaba menos.

A juzgar por el desempeño económico durante el resto de 2020 y los parcos resultados en 2021, es de prever que la situación de las reservas haya empeorado.