Cuba es el segundo país con mayor inflación del mundo, según el economista Steve Hanke

“El colapso económico no conoce límites en el paraíso comunista de Cuba”, opinó Steve H. Hanke, profesor de Economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins
Inflación en Cuba. Foto: Archivo de Cubadebate
 

Reproduce este artículo

Cuba es el segundo país con mayor inflación del mundo, solo superado por Zimbabue, según una lista publicada el domingo 21 de agosto por Steve H. Hanke, profesor de Economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos.

“Cuba ocupa el segundo lugar en el resumen de inflación de esta semana. El 18 de agosto, medí inflación en Cuba a un impresionante 135 % al año”, señaló Hanke en Twitter.

En consecuencia, la isla se coloca por encima de otros países latinoamericanos conocidos en los últimos años por su alta inflación, como Argentina (puesto 5) y Venezuela (8). Además, ha superado a Sri Lanka y Turquía, que hace dos semanas aparecían por delante de Cuba en este indicador.

“El colapso económico no conoce límites en el paraíso comunista de Cuba”, opinó el experto.

El jurista y activista cubano Fernando Almeyda dijo en Facebook que los datos de Hanke les demuestran a los ciudadanos de la isla “exactamente lo que estás viendo: tu salario no existe, la producción no existe, el presupuesto no existe, el sustento no existe...”


Hanke también dijo recientemente que “el régimen comunista en Cuba ha empujado al país a una espiral de muerte económica”.

A mediados de marzo pasado el economista calificó a Cuba como el país “más miserable” del mundo, según el Índice Anual de Miseria Hanke 2021 (HAMI, por sus siglas en inglés), tras un paquete de medidas aplicadas en la isla conocidas como  “Tarea ordenamiento”.

“Cuba, con una caída dramática en comparación con el HAMI del año pasado, ahora tiene el título inglorioso de país más miserable de 2021. Como se puede ver, el puntaje HAMI de Cuba fue impulsado por una inflación creciente de 1 221.8 %. Ese nivel de inflación no fue sorprendente, dada la devaluación del peso por parte de Cuba en un 95 % durante 2021”, explicó el experto en un artículo de National Review.

“Las devaluaciones de la moneda conducen a un aumento de las tasas de inflación. De hecho, después de una devaluación, la inflación se recuperará y también lo harán los costos de producción de bienes y servicios, incluidas las exportaciones, en el país que ha devaluado su moneda. La inflación robará cualquiera de los posibles beneficios competitivos a corto plazo que inicialmente podrían acompañar a la devaluación. Esto es exactamente lo que sucedió en Cuba”, agregó Hanke.

El índice de países “miserables” se entiende como la suma de las tasas de desempleo, inflación y préstamos bancarios de fin de año, menos el cambio porcentual anual en el PIB real per cápita.

Recomendaciones

 

Relacionados