Solicitan a la CIDH medida cautelar a favor del periodista cubano Roberto Quiñones Haces
Abogados de la Consejería Jurídica e Instrucción Cívica (Cuba) y la Alianza Global por la Libertad (EE. UU.) solicitaron este miércoles medidas cautelares a favor del periodista cubano Roberto de Jesús Quiñones Haces.
Roberto Quiñones

 

Abogados de la Consejería Jurídica e Instrucción Cívica (Cuba) y la Alianza Global por la Libertad (EE. UU.) solicitaron este miércoles medidas cautelares a favor del periodista cubano Roberto de Jesús Quiñones Haces, condenado a un año de prisión en la Isla por su labor como periodista independiente.

La solicitud, que fue dirigida a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), exige además al Estado cubano que adopte "las medidas necesarias para asegurar la protección inmediata de los derechos fundamentales a la vida y la integridad personal" de Quiñones Haces.

Los firmantes de la solicitud de medida cautelar también aluden a la pandemia de COVID-19 que azota Cuba y ha agravado la situación de los presos en la Isla. "En nombre del doctor Quiñones solicitamos respetuosamente una consideración expedita, tomando en cuenta el alto riesgo de contagio en lugares poco salubres", escribieron los abogados José Ernesto Morales Estrada y Jason Ian Poblete García.

La solicitud recuerda que Quiñones Haces "se encuentra en una situación de peligro inminente para su vida, con alto riesgo de daños físicos y psicológicos de carácter permanente, ya que permanece recluido en la cárcel provincial de Guantánamo sufriendo de varias condiciones físicas que ponen en peligro su bienestar físico y psicológico".

 

Tras considerar injusta la condena contra el reportero y abogado independiente, colaborador del medio CubaNet, ambos abogados piden a la CIDH que solicite al Gobierno de la Isla, entre otras acciones:

1. Adoptar las medidas necesarias para preservar la vida y la integridad personal del Dr. Roberto de Jesús Quiñones Haces.

2. Adoptar las medidas necesarias para que el Dr. Roberto de Jesús Quiñones Haces quede en libertad inmediatamente por su estado de salud, que cada día se deteriora físico y mentalmente, que lo puede llevar a la muerte.

3. Informar sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos alegados que dieron lugar a la adopción de solicitar medida cautelar y, así, evitar su repetición.

 

Quiñones Haces fue acusado por los supuestos delitos de "resistencia" y "desobediencia" tras intentar cubrir el juicio contra los pastores Ramón Rigal y Ayda Expósito. Fue condenado por el Tribunal Municipal de Guantánamo en 2019 a un año de privación de libertad, a partir del 11 de septiembre del pasado año.

La solicitud de medidas cautelares enfatiza que "en las circunstancias actuales, el defensor de derechos Dr. Quiñones se encuentra en una situación de gravedad y urgencia por las constantes amenazas, maltratos, agresiones de los agentes del sistema penitenciario, casi ciertamente actuando por las instrucciones de oficiales políticas del Partido Comunista".

Asimismo, los firmantes de la solicitud ponen en conocimiento de la CIDH que el reportero independiente es una persona mayor de 60 años y con un estado de salud "delicado, cada día más vulnerable por las condiciones infrahumanas que vive en la prisión donde se encuentra".

Su esposa, Ana Rosa Castro Bertrán, aseguró a los abogados defensores de derechos humanos preocupados por el caso que Quiñones Haces padece asma, psoriasis, alergias, hipertensión, colon irritable, padecimientos o síntomas acrecentados por la insalubridad de la cárcel donde cumple su condena.

De acuerdo con Castro Bertrán, la prohibición de salida de Guantánamo que le impidió atender a su padre moribundo pocos meses antes de ser condenado a prisión y "la guerra psicológica de la Seguridad del Estado" en su contra le han provocado inmunodepresión.

 

Por su parte, la solicitud a la CIDH recuerda que por su condición de preso político a Quiñones le fue denegada la libertad condicional que le correspondía en marzo de 2020, tras cumplir el primer tercio de su sanción.

"Las violaciones en contra de los derechos fundamentales del Dr. Quiñones forman parte de un patrón de represión en contra de los defensores de derechos humanos en Cuba, por parte del Estado cubano. El Dr. Quiñones está cumpliendo una sanción injusta, el mismo fue criminalizado por ser un defensor de derechos fundamentales al salir en defensa del pastor Ramón Rigal Rodríguez y su esposa Adya Expósito", recuerda el texto.

Hasta hoy, el Gobierno de Estados Unidos y varias organizaciones defensoras de los derechos humanos han exigido al régimen cubano la inmediata liberación de Quiñones Haces

Hace varios meses, Amnistía Internacional (AI) envió una carta al gobernante Miguel Díaz-Canel en la que condenó el arresto de Quiñones y lo nombró "preso de conciencia".

Por su parte, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) publicó un informe que clasificó a Cuba como el décimo país del mundo con los niveles más altos de censura, tras mencionar el caso específico de Quiñones Haces.