Roberto Quiñones: más delgado y sin la debida atención médica en prisión
Quiñones padece factores de riesgo, como asma e hipertensión, y no estuvo en la lista de reclusos excarcelados por la pandemia
Roberto Quiñones: más delgado y sin la debida atención médica en prisión
 

Reproduce este artículo

El periodista y abogado cubano, Roberto Quiñones Haces, se encuentra cada días más delgado y sin recibir la debida atención médica en la prisión provincial de Guantánamo, donde lleva más de 10 meses.

Su hijo, Roberto, que reside en EEUU, dijo a Radio Martí que su padre ha tenido problemas de deshidratación, además de otras afectaciones en su salud debido a la terrible higiene y alimentación en la cárcel oriental.

Además, el joven denunció que el tratamiento médico que recibe Quiñones Haces es "pésimo" ya que no hay medicamentos para darle.

El régimen cubano liberó entre marzo y abril, de forma anticipada a 6,579 presos de las cárceles de la isla. Roberto Quiñones, pese a haber cumplido más de la mitad de su condena en ese entonces y padecer factores de riesgo, como asma e hipertensión, no estuvo en la lista de excarcelados.

Quiñones Haces fue arrestado el 22 de abril de 2019 cuando se disponía a cubrir el juicio contra una pareja de religiosos procesados por querer educar a sus hijos en su hogar. Luego fue liberado, pero acusado y procesado por presuntos delitos de "resistencia y desobediencia".

El reportero de Cubanet fue condenado a un año de prisión, sustituido por un año de trabajo correccional con internamiento, pero al negarse a ingresar voluntariamente en el campamento de trabajo correccional, lo capturaron en su casa el pasado 11 de septiembre.

En noviembre pasado se presentó una revisión de causa y no han tenido respuesta; en marzo y junio se presentó la solicitud de libertad condicional y nada.

Decenas de organizaciones internacionales han pedido su libertad. Entre ellas la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), One Free Press Coalition, PEN International y Comité para la Protección de Periodistas. Amnistía Internacional lo declaró "preso de conciencia" desde el 12 de septiembre de 2019 y envió una misiva al gobernante Miguel Díaz-Canel, condenando su encarcelamiento.

El 15 de julio del presente año, también manifestó preocupación por su caso el relator de Cuba y Personas Privadas de Libertad y Combate a la Tortura de la CIDH, Stuardo Ralón.