Contrainteligencia cubana chantajea a Quiñones con 'video incógnito'
Le comunicó además, que no dejarían entrar al país a su hijo menor, Roberto José Quiñones Castro quien reside en EEUU
 

Reproduce este artículo

Este viernes finalmente, luego de un año de injusta prisión, liberaron al periodista y abogado, Roberto de Jesús Quiñones Haces, pero no sin antes amenazarlo con varios hechos, entre ellos un supuesto "video incógnito" que saldría a la luz por la televisión oficialista.

Según contó el también poeta a Cubanet, medio donde trabaja, lo llevaron a las 8 de la mañana a una oficina de Orden Interior, en la prisión provincial de Guantánamo, revisaron sus pertenencias y lo hicieron desnudarse. 

Posteriormente fue llevado a otro espacio, donde lo esperaba un agente de la Contrainteligencia cubana, el mayor Sergio, para interrogarlo.

"Pretendió convencerme de que dejara mi actividad como periodista independiente y me dijo que trasmitirían una video por la televisión nacional donde intentan desacreditarme como periodista independiente y como ciudadano. Le dije que publicaran el video hoy mismo. En definitiva yo soy un hombre, he cometido errores, pero estoy en el camino de Dios y quiero ser congruente con eso, le dije. Ese chantaje no se lo puedo permitir ni a él ni a nadie", explicó Quiñones Haces.

Cabe recordar que estas prácticas han sido empleadas durante décadas por el régimen de La Habana, por ejemplo contra el ex prisionero político, Armando Valladares, y más recientemente contra el coordinador general de la Unpacu, José Daniel Ferrer.

Esta no fue la única amenaza que le hizo el militar a Roberto. 

Le comunicó además, que no dejarían entrar al país a su hijo menor, Roberto José Quiñones Castro quien reside en EEUU, luego de desertar de una misión cubana, y ya este año cumplió sus ocho años de prohibición de entrada.

El joven ha estado muy activo denunciando la situación de su padre tras las rejas y la Seguridad del Estado al parecer no se lo perdona.

"No sé cuándo podré verlo pero no me arrepiento de su actitud. Estoy muy orgulloso de mis dos hijos. Quiero decirle al mayor Sergio y a la opinión pública: Roberto de Jesús Quiñones Haces no entiende de chantajes. Me van a tener que matar pero yo voy a seguir siendo congruente con mis ideas", añadió el abogado.

El cienfueguero reconoció ante cámaras que esta prisión ha sido más dura que la primera que tuvo que sufrir en los años 90.

"Hoy salgo de la prisión mucho más fuerte pero dejé una prisión con muchas carencias, donde los oficiales en vez de tratar el dolor a los reclusos, se lo agravan; la comida es pésima; la situación de salud es deplorable porque los médicos no tienen medicamentos para darle a los reclusos", expresó.

Por último, agradeció las muestras de cariño brindadas tanto dentro como fuera de la isla.

El periodista fue condenado por los supuestos delitos de “desobediencia y resistencia”, cargos que le fueron imputados luego que, de forma violenta, agentes del régimen le impidieran das cobertura a un juicio contra el matrimonio de los pastores guantanameros Ramón Rigal y Ayda Expósito.

Amnistía Internacional, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Artículo 19, PEN América y el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), están entre las entidades que pidieron su excarcelación, que solo ocurrió una vez Quiñones cumplió la pena impuesta.

 

Video de Cubanet