Relator de la ONU pide justicia y reparación para víctimas del régimen en protestas del 11J

Clément Voule, Relator Especial de la ONU sobre Libertad de Asociación y Asamblea Pacífica, pidió justicia y reparación para las víctimas de la represión en Cuba durante protestas
 

Reproduce este artículo

Clément Nyaletsossi Voule, Relator Especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) sobre Libertad de Asociación y Asamblea Pacífica, pidió este miércoles justicia y reparación para las víctimas de la represión en Cuba durante las manifestaciones antigubernamentales de julio de 2021.

“Un año después del estallido de las protestas del 11J, el Gobierno debe garantizar que tod@s l@s manifestantes detenid@s, incluso los menores, tengan acceso a justicia, y proporcionar reparaciones a víctimas”, afirmó el diplomático, en su cuenta de Twitter.

Clément Voule publicó otra vez la carta que envió al gobierno comunista el verano pasado, junto a otros relatores de la ONU, para pedir cuentas a propósito de las detenciones arbitrarias, torturas y otras denuncias de violaciones de derechos tras el histórico levantamiento popular. El 11 y 12 de julio de 2021 miles de cubanos salieron a las calles en más de 60 localidades del país, para manifestarse por mejorar sus condiciones de vida y exigir “Libertad”.


Unión Europea defiende legitimidad de protestas del 11J

En el primer aniversario de las masivas protestas contra el régimen comunista de Cuba ocurridas en julio de 2021, la Unión Europea (UE) afirmó el lunes que los ciudadanos de la isla “salieron a las calles para expresar sus legítimas reivindicaciones”, y reiteró al gobierno su pedido de enviar diplomáticos a observar los juicios a los manifestantes.

“La Unión Europea está siguiendo con gran preocupación las sentencias desproporcionadas dictadas en Cuba a ciudadanos que participaron en las manifestaciones del 11 y 12 de julio de 2021, algunos de los cuales eran menores de 18 años en el momento de su arresto”, afirmó en una declaración Josep Borrell, alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea.

“Ha transcurrido un año desde que miles de ciudadanos cubanos salieron a las calles para expresar sus legítimas reivindicaciones acerca del deterioro de sus condiciones de vida, así como sus demandas relativas a derechos humanos, en particular a derechos civiles y políticos, y democracia. Dichas protestas espontáneas fueron recibidas con represión, con más de 1,400 personas arrestadas y 790 imputadas en conexión con dichos eventos”, afirma la nota oficial.

Borrell agrega que los juicios seguidos luego contra los detenidos “suscitan preocupaciones importantes en relación a los principios básicos y estándares internacionales de transparencia y debido proceso”.

Además, “la Unión Europea reitera sus llamamientos a las autoridades cubanas para que permitan a la comunidad diplomática asistir a los juicios” del 11J.