Régimen cita a interrogatorio a poeta Ariel Maceo y sitia a miembros de sociedad civil independiente

Agentes de la Seguridad del Estado propusieron al poeta y escritor el fin de su regulación migratoria si él se compromete a abandonar su activismo político
Ariel Maceo
 

Reproduce este artículo

El régimen cubano mantiene su cerco contra ciudadanos activos de la sociedad civil independiente y este domingo citó para interrogatorio al poeta Ariel Maceo, mientras mantiene sitiadas las casas de periodistas independientes y activistas.

Un capitán de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) acudió al domicilio de Maceo para citarlo para una “entrevista” de urgencia en la estación policial, sin poder explicar la causa o los motivos de la misma.

“Un capitán de la policía en mi casa ahora mismo haciéndome la citación para un interrogatorio. Yo no soy un delincuente, yo no soy un terrorista. Sólo soy un poeta que ama su país. Abajo la dictadura”, escribió Maceo en sus redes sociales, donde compartió una imagen del oficial sentado en la sala de su casa, escribiendo la citación formal.

Según explicó a ADN Cuba Maceo, el capitán de la PNR llegó sin la citación hecha y sin conocer el por qué tenía que citarlo. “Me dijo que lo llamaron a las 11:00 de la noche y le dijeron que tenía que venir a citarme. Yo le pedí que me hiciera la citación y se sentó a hacerla”.

“Cuando se fue, me llamó el mayor Ernesto de la Seguridad del Estado y me dijo que para evitar el tema policial en la unidad nos viéramos en un parque cerca de mi casa, en Jaimanitas”, agregó el poeta.

Una vez allí, dijo, se encontró con dos agentes a los que no había visto nunca. “Me propusieron quitarme la regulación migratoria si previamente les firmaba un compromiso de que abandonaría todo activismo político”.

Maceo relató que se negó a la propuesta porque, además de que no es algo justo y pretende negociar con su derecho elemental a la libre movilidad, no cree nada a la Seguridad del Estado

Los oficiales que lo vieron, aunque son nuevos en el acoso a su persona e intentaron desmarcarse de los anteriores, no le inspiraron confianza ninguna. “Les dije que, en todo caso, debería ser a la inversa. Primero tendrían que quitarme la regulación y dejarme viajar”, recordó.

“Si me tienen que dejar regulado, que me dejen regulado, si me quieren meter preso, que me metan preso, pero no voy a hacer ninguna concesión”, dijo Maceo a esta revista. Según considera, los represores del régimen están “tratando de intimidar a todo el mundo con el tema del mercenarismo” para “evitar que colaboren con medios independientes” o se manifiesten cívicamente.

La citación a interrogatorio de Maceo, o “entrevista”, como eufemísticamente refieren los represores esta modalidad de acoso, se produce en un contexto de nuevas detenciones, amenazas y cercos policiales a activistas, periodistas independientes y otros elementos de la sociedad civil que han declarado participarán en la marcha del 15 de noviembre.

El científico Oscar Casanella salió de su domicilio este domingo junto a su esposa e hijo y vio que estaba siendo vigilado por un agente de la policía política y otros efectivos policiales en un dispositivo que incluía una patrulla y una moto marca Suzuki, como las que utilizan distintos órganos del Ministerio del Interior (Minint).

A diferencia de otras ocasiones, el dispositivo no impidió su salida, por lo que pudo hacer el recorrido previsto y durante éste comprobó que el domicilio del periodista de ADN Cuba Héctor Luis Valdés Cocho también estaba sitiado con una patrulla y una moto.

En ambos casos, refirió Casanella, los policías de las patrullas portaban boinas negras y en el hombro tenían el logotipo de la Policía Especializada, fuerza de la PNR que opera habitualmente en zonas de interés turístico de La Habana.

La periodista independiente Luz Escobar también está sitiada en la jornada. Según narró en su perfil de Facebook, hay un efectivo en los bajos de su edificio y una patrulla en las afueras para evitar que salga a la calle.

Los dispositivos de cerco se dan en el aniversario del inicio de las luchas independentistas en Cuba. Ninguna organización opositora o de activismo cívico previó conmemorar la significativa fecha con manifestaciones o actos, por lo que el acoso a la sociedad civil pudiera ser una práctica continua hasta el 15 de noviembre, día de la marcha convocada por la plataforma Archipiélago.